INE da luz verde a primer debate presidencial

Política / Redacción / Abril 06, 2018

El Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó, por unanimidad, el formato del primer debate presidencial que se realizará el 22 de abril a las 20:00 horas en el Palacio de Minería, mismo que será moderado por Azucena Uresti, Denise Maerker y Sergio Sarmiento. 

Durante la sesión extraordinaria de este jueves, el presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, afirmó que este formato rompe esquemas y destacó que este ejercicio representa la oportunidad para que los aspirantes presenten sus propuestas. 

“Es un momento privilegiado para que los contendientes presenten sus propuestas de cara a la ciudadanía e interactúen entre sí; hay muchos tipos de debates, podemos construir un debate libre, donde las estrategias electorales de cada contendiente de entrar ‘en zonas de confort’ prevalezca y entonces tendremos un debate, en donde los dos punteros como el ultimo presidencial, ni siquiera se mencionan y asumen que el rol del debate es una especie de spot prolongado, un monologo de veintitantos minutos de cara a la ciudadanía y creo que lo que hoy se está planteando rompe muchos esquemas y creo que los rompe para bien”. 

Por su parte, el consejero Ciro Murayama sostuvo que con el formato se buscan reglas de igualdad y certeza para cada uno de los candidatos y con ello evitar caer en los monólogos. 

“Tendrá cada candidato presidencial, en este formato del primer debate, 24 minutos en directo en radio y televisión nacional en horario de máxima audiencia, 24 minutos de televisión, de radio, dirigiéndose a la nación, delante de sus adversarios. Es un tiempo precioso, ¿lo van aprovechar?, depende de ellos, nosotros estamos poniendo la cancha, pero en una cancha se puede tener buen o mal desempeño y eso depende de quién salte a ella y cómo actué”. 

De esta forma, el primer debate, cuyo tema será el de política y gobierno, tendrá una duración de una hora con 54 minutos y se dividirá en dos segmentos. 

En el primero se prevé la interacción entre los moderadores y los candidatos con los temas de seguridad pública y violencia a partir de una pregunta general, la misma para los cuatro aspirantes, la cual deberán responder en dos minutos con 30 segundos. 

El formato también contempla la posibilidad de que los moderadores puedan hacer una o varias preguntas para puntualizar las expresiones de los candidatos. 

En el segundo bloque se prevé una mesa de discusión entre los cuatro abanderados presidenciales a partir de un tema planteado por un moderador y de un candidato que realiza un posicionamiento inicial que los demás podrán refutar, con un tiempo total de ocho minutos, es decir, dos minutos para cada candidato. 

El Consejo General del INE aprobó también los mecanismos de participación ciudadana en los debates e inclusión de la lengua de señas en los 3 debates. 

El acuerdo también establece que en el segundo debate, que se realizará el 20 de mayo en Tijuana, por primera vez habrá público participativo, pues harán preguntas de manera directa a los candidatos. 

Para el último debate entre presidenciables, a realizarse el 12 de junio en Mérida, habrá también preguntas de ciudadanos, pero que se tomarán de redes sociales.