Al Momento-

"Respetar la dignidad" y “evitar el sufrimiento" de la niñez y adolescencia migrante en búsqueda de refugio: Exigen al Estado Mexicano niñas, niños y adolescentes REDIM

Detención de niños, niñas y adolescentes y la separación de las familias deben ser excluidas en el manejo de la migración para evitar violación a sus derechos: Especialistas

Derechos Humanos / Lidia Bonilla / Diciembre 16, 2021

  • El Estado y sus autoridades deben reconocer la participación de niños, niñas y adolescentes como sujetas y sujetos de derechos en los temas que les preocupan 
  • De enero a octubre de 2021, 19,793 personas entre 0 y 17 años (13% mujeres y 87% hombres) fueron repatriadas de Estados Unidos a México, según la Unidad de Política Migratoria.

 La crítica situación que padecen niños, niñas y adolescentes en condición de migrantes durante su trayecto hacia la frontera sur,  fue motivo de preocupación y análisis para otras niñas, niños y adolescentes mexicanos que demandan la atención de las autoridades, representantes de organismos internacionales y responsables de la protección de la niñez, para que garanticen la “libertad” a migrar y ayuden a “evitar el sufrimiento” de las personas que son obligadas a huir de la violencia o la pobreza, en especial de la niñez y adolescencia.

"Cuando migramos los niños y niñas niños dejamos nuestros pueblos, nuestras familias, agarramos nuestras pocas ropas con la esperanza de tener una mejor vida. Mis amigos de mi salón son Nahuas de Veracruz y Guerrero Purépechas de Michoacán, Otomíes de Querétaro, Wixarikas de Jalisco y viajaron para trabajar en León. Ellos y ellas venden en las calles flores, papas, artesanías y ayudan a llevar dinero a su familia para poder comer y así regresar al pueblo para ser felices. Mis amigos y mis amigas tienen derechos y queremos una mejor vida para ellos y nosotros", opinó Ángel, niño migrante indígena y miembro del Grupo de Participación de la Red por los Derechos de la Infancia en México (REDIM) durante la presentación del documento “La Infancia Cuenta en México desde y para niñas, niños y adolescentes: Migración en la Frontera Sur, 2021”.

Estas y otras reflexiones fueron compartidas en el evento dirigido por los niños, niñas y adolescentes del Grupo de Participación, quienes por segunda ocasión se reunieron para hablar de migración en un encuentro que contó también con la asistencia de destacados expertos en el tema de migración e infancias.

En el encuentro, los niños, niñas y adolescentes resaltaron las causas que originan la migración en el triángulo norte (Guatemala, Salvador y Honduras) y que tienen a la niñez y a la adolescencia entre sus principales víctimas, debido a los altos niveles de violencia por el crimen organizado, homicidios, extorsiones, violencia familiar, conflictos ambientales, brechas salariales y en especial, la pobreza, indicó Dante, miembro del grupo participación de la REDIM.

“De dónde vienen niños niñas y adolescentes: 98.2% provienen del triángulo migratorio del norte, 1.1 son de Nicaragua y Estados Unidos y 0.7% provienen de América del Sur, Canadá, Europa, África y Asia en un trayecto, donde viajan solos y solas sufriendo hambre, accidentes, enfermedades, abusos y violencia”, agregó Paulina, también integrante del grupo de niños, niñas y adolescentes responsables de presentar el estudio.

Para niñas y adolescentes como Naomi, quien estuvo a cargo de la moderación del evento, es necesario seguir indagando sobre las razones que obligan a niñas, niños y adolescentes a buscar “el gran sueño americano, que es Estados Unidos”.

“A veces migran por necesidad, pero hay muchas veces en las que nos hemos dado cuenta que migran porque los amenazan con atentar contra sus vidas. Son situaciones muy graves en las que nosotras y nosotros, como grupo de participación, estamos demasiado preocupadas y preocupados porque se pone en juegos la vida de niñas, niños y adolescentes al transitar por diferentes países”, expresó.

Por su parte, Tania Ramírez, directora ejecutiva de la REDIM, destacó la importancia de que las autoridades y el Estado reconozcan la participación de niños, niñas y adolescentes como sujetas y sujetos de derechos.

 “Hay que dar la oportunidad de descubrir y abrazar el enorme potencial, corazón y capacidad crítica y de comprensión política que tienen las niñas, niños y adolescentes. Ojalá escuchemos más a menudo, porque sus recomendaciones y posturas críticas son un faro para reencontrarse, reinventar caminos y fomentar una nueva cultura de relación entre las personas. Se está reinventando la vida, escuchemos a niñas, niños y adolescentes para reinventarla adecuadamente”, reflexionó.

 Durante la presentación de la “Infancia Cuenta en México desde y para niñas, niños y adolescentes: Migración en la Frontera Sur, 2021” el Grupo de Participación de la REDIM compartió estadísticas sobre las condiciones y la situación de movilidad actual para las personas migrantes en México. Entre ellas vale destacar que Chiapas, Veracruz, Tabasco y Tamaulipas son los estados con más detenciones de niños, niñas y adolescentes migrantes. Al menos 4 de cada 10 fueron detenidos en Chiapas entre los años 2010 y 2014, mientras que 7 de cada 10 fueron detenidos en Veracruz, Tabasco y Tamaulipas”, explicó Valeria, otra integrante del grupo de la REDIM.

 De acuerdo con los Boletines Estadísticos de la Unidad de Política Migratoria de la Secretaría de Gobernación, de enero a octubre de 2021 19,793 personas entre 0 y 17 años (13% mujeres y 87% hombres) fueron repatriadas de Estados Unidos a México. Esto representa un aumento de 105.4% con respecto a la cantidad de repatriaciones de niñas, niños y adolescentes que tuvo lugar de enero a octubre de 2020 (9,635 casos en total).

“La migración en este momento es una migración de huida de situaciones peligrosas para las familias, para la niñez por pobreza, por presiones, por represión política. Creo que debemos trabajar para que los niños, las niñas, adolescentes y jóvenes puedan estar felices en sus países y poder planear su movilización segura. Que puedan tener una educación gratuita, que sus madres y padres tengan un trabajo digno y si se migra, que se haga con toda la seguridad”, señaló Reina Isabel Velázquez Sandoval Coordinadora del Programa Centroamérica-terre des hommes Alemania, quien formó parte del grupo de especialistas que también participaron en la presentación del documento.

Hay que agregar, además, que de enero a octubre de 2021 el gobierno mexicano ha realizado 48,707 detenciones de migrantes entre 0 y 17 años (41.1% mujeres y 58.9% hombres). Esto representa un aumento de 402.5% con respecto a la cantidad de niñas, niños y adolescentes migrantes detenidas de enero a octubre de 2020 (9,692 casos en total).

Niños, niñas y adolescentes piden ser incluidos en las soluciones

Los Niños, Niñas y Adolescentes del Grupo de Participación de la REDIM pidieron a las autoridades de los Estados involucrados en la migración de personas hacia la frontera sur, en especial al Estado mexicano, que miren y traten con un sentido de “hermandad entre países”, "libertad" y "de respeto a los derechos humanos" a la niñez migrante y refugiada. Así lo expresó Karen, otra de los integrantes del grupo, quien abogó por la puesta en marcha de comedores públicos y viviendas dignas para las personas que migran.

“Que las familias estén juntas, que el gobierno apoye a los migrantes, ya que están propensos a poner en riesgo su bienestar, que los Gobiernos se reúnan con las personas migrantes para conocer su situación y conocer sus necesidades, generando campañas de sensibilización, entre otros planes”.

 A su llamado se unieron también todos y todas las infancias que participaron en la presentación del documento como Benjamín, miembro del grupo de REDIM, quien alertó sobre los riesgos que representa para el futuro de las personas, la falta de una niñez saludable que les impide incluso llegar a su vida adulta.

“Son muy propensos a poner su vida en riesgo y a caer en manos de la trata de personas. Con el apoyo adecuado de los Gobiernos se pueden reducir las separación de familias y las muertes. Tenemos que pensar en el sufrimiento y en la decadencia de los niños y niñas migrantes, los sueños de la niñez no se cortan. Ellas y ellos tienen derecho a tener libertad a migrar y a que se les evite el sufrimiento”, dijo.

Según los Boletines Estadísticos de la Unidad de Política Migratoria al menos 8,181 personas, entre 0 y 17 años, (33.8% mujeres y 66.2% hombres) fueron deportadas por el Estado mexicano entre enero y octubre de 2021. Esto representa un aumento de 12.1% con respecto a lo observado de enero a octubre de 2020 (7,298 casos en total). Asimismo, 97.4% de las niñas, niños y adolescentes deportados entre enero y octubre de 2021 fueron repatriados a países de América Central, principalmente Guatemala, Honduras y El Salvador.

Niñez sin fronteras

A juicio de José Luis Hernández, Oficial Asociado de Protección del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), quien también fue parte del grupo de especialistas que participó en el evento, los niños, niñas y adolescentes no deben sufrir impedimentos o prohibiciones por ejercer su derecho a migrar a otro país.

“Sería increíble que niños y niñas pudieran viajar por el mundo sin restricciones para poder buscar un mejor futuro. Si no hubiera fronteras, se podrían salvaguardar de mejor manera la vida de los migrantes. Sería lo ideal, no se violarían los derechos de los niños, no se separarían las familias y tendrían una mejor oportunidad para convertirse en adultos estables”, comentó.

Por su parte, Otto Rivera, secretario ejecutivo de CIPRODENI, enfatizó la urgencia de que los países asuman el deber de responsabilizarse por las condiciones que hace que millones de personas migren, particularmente niños, niñas y adolescentes, a quienes se les deben respetar todos sus derechos, ya sea a través de un plan de apoyo por parte de los diferentes países involucrados o en materia de políticas públicas, dijo.

“En nuestra historia, no había fronteras, todos éramos Mesoamérica. Los adultos somos los que nos hemos encargado de construir las fronteras físicas, políticas y culturales. Las chicas y los chicos no migran, huyen de las violencias. En el mundo, cada 2 segundos una persona está dejando su hogar. Debemos de entender que los derechos de las personas en movilidad viajan consigo. Los derechos no conocen fronteras”, argumentó.

Los especialistas coincidieron en que las detenciones de niños, niñas y adolescentes, así como la separación de las familias deben ser excluidas del manejo adecuado de la política migratoria que las autoridades deben hacer en las fronteras, si no se quieren violar los derechos humanos de las personas en condición de movilidad humana que buscan refugio.

“Nos gustaría que los niños y niñas pueden migrar acompañados con su familia, con las precauciones necesarias por parte de los Gobiernos y ofreciendo condiciones más sanas, tanto mentalmente, como físicamente que sean más seguros y los hagan menos vulnerables a los peligros”, añadió Gabriel Avelar, joven activista proveniente de Guatemala que también participó en el debate.

 La construcción del documento “La Infancia Cuenta en México desde y para niñas, niños y adolescentes: Migración en la Frontera Sur, 2021 contó con el apoyo de organizaciones como: Centro de Apoyo para la Educación y Creatividad Calpulli A.C;Centro de Desarrollo Humano Dr. Salvador Uribe y Escandón A.C; Centro Integral de Atención a las Mujeres CIAM Cancún A.C; Centro Interdisciplinario para el Desarrollo Social CIDES AC; Desarrollo Educativo Sueniños A.C; Educando en los Derechos y la Solidaridad EDUCADyS A.C; Fundación CEILI A.C; La Matatena, Asociación de Cine para Niñas y Niños A.C; Melel Xojobal A.C; Servicios de Inclusión Integral y Derechos Humanos, SEIIN. A.C, quienes acompañaron su construcción.