EEUU podría solicitar en diciembre extradición de ex gobernador de Tamaulipas: abogado

Eugenio Javier Hernández Flores, está acusado en Estados Unidos de presunta responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa para lavar dinero, operar un negocio de envío de dinero sin licencia y asociación delictuosa para cometer fraude bancario.

Victoria / Redacción / Octubre 31, 2017

La defensa del ex gobernador de Tamaulipas, Eugenio Javier Hernández Flores, prevé que sea en la primera semana de diciembre cuando el gobierno de Estados Unidos reclame formalmente en extradición a su cliente.

Tras acudir al Juzgado Décimo Segundo de Distrito, a notificarse sobre el acuerdo de la audiencia incidental celebrada el viernes 27 de octubre, el abogado Juan Jorge Olvera Reyes dijo que el plazo para solicitar la extradición del ex mandatario vence el 15 de diciembre de este año.

Dentro del juicio de amparo 2067/2017, radicado en el Juzgado Décimo Segundo de Distrito, le fue negada la suspensión definitiva contra la orden de trasladar a Hernández Flores del Centro de Ejecución de Sanciones de Victoria, donde ya cumple 24 días recluido.

Ello, porque el Juez de Distrito especializado en Sistema Acusatorio Penal, rechazó que existiera una orden para trasladarlo, incluso a Estados Unidos.

Olvera Reyes dijo que al rendir el informe justificado, la Secretaría de Relaciones Exteriores confirmó que existía una orden de detención provisional con fines de extradición, pero ésta ya le fue cumplimentada.

De hecho, dentro de la carpeta administrativa 1/2017 con procedimiento especial de extradición, consta que esa orden de detención le fue informada al ex gobernador a las 23:55 horas del 17 de octubre.

A partir de entonces, según dijo en su momento el Juez de Distrito, Raymundo Serrano Nolasco, comenzó a correr un plazo de 60 días naturales para que Estados Unidos haga el reclamo formal en extradición, lo cual, a decir del abogado de Eugenio Hernández, hasta este día no ha sucedido.

Olvera Reyes agregó que en el juicio de amparo contra la extradición de su cliente, la audiencia Constitucional fijada para el 22 de noviembre es la que realmente importa.

“Después de celebrarse, si es que se celebra y no se difiere, el Juez de Distrito podría tardar unos 60 días para dictar su sentencia en ese juicio de amparo”, dijo Olvera.

La defensa de Eugenio Javier Hernández Flores afirma que el Juez de Distrito Raymundo Serrano Nolasco se equivocó al basarse en el Código Penal Único para librar la orden de detención con fines de extradición, lo cual, aseguró, podría beneficiar al ex gobernador.

También dijo que mientras Hernández tenga un proceso abierto o una sentencia en México, es imposible que sea enviado a suelo estadunidense.

También habló el litigante sobre el amparo contra el auto de formal prisión, en el proceso 67/2017 que se le sigue a su cliente en el Juzgado Segundo Penal, por los presuntos delitos de peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

Dijo que la Audiencia Constitucional en el amparo contra la formal prisión está programada para celebrarse el 16 de noviembre, pero igual podría diferirse. 

Cuestionado sobre la participación del despacho Collado y Asociados, que se presentó el día 12 de octubre al juzgado Segundo Penal de Ciudad Victoria, encabezando la defensa del ex gobernador, el litigante Juan Jorge Olvera dijo que “ya no están” en el equipo.

De hecho, confirmó que él ya fue designado para estar al frente de la defensa del ex gobernador de Tamaulipas, no sólo en el juicio de peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita, sino también en el tema de la extradición de su cliente.

Eugenio Javier Hernández Flores fue detenido el viernes 6 de octubre en Ciudad Victoria, acusado de peculado y operaciones con recursos de procedencia ilícita, en el tiempo en que fungió como gobernador del Estado.

La Corte Federal de Distrito para el Distrito Sur de Texas, Estados Unidos, lo acusa por su presunta responsabilidad en los delitos de asociación delictuosa para lavar dinero, operar un negocio de envío de dinero sin licencia y asociación delictuosa para cometer fraude bancario.