Convoca Tamaulipas a sumar esfuerzos para prevenir embarazos en adolescentes

Salud / Redacción / Septiembre 28, 2017

CIUDAD VICTORIA, Tamaulipas.- La secretaria de Salud, Gloria Molina Gamboa convocó a instituciones públicas y privadas, la comunidad médica, académica y organismos de sociedad civil, a sumar esfuerzos con el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, para reducir el embarazo en adolescentes, un grave problema de salud pública asociado a niveles elevados de mortalidad materna y abortos en condiciones inseguras.

Al conmemorar este 26 de septiembre, el Día Nacional para la Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, la titular de la SST afirmó que Tamaulipas cuenta con una capacidad instalada de 36 módulos de Servicios Amigables, que son espacios de atención y comunicación, seguros y confiables que ofertan un paquete básico de servicios de salud sexual y reproductiva para este grupo de edad.

Aunado a ello y como parte del plan de intervención “Unidos por Reynosa”, se pondrán en marcha los talleres de reflexión “Todo a su tiempo” que serán impartidos por los especialistas que conforman el programa “Un Ángel cerca de ti”, a fin de  reducir los casos en esta localidad.

Molina Gamboa reveló que durante el 2016, ocurrieron 10 mil 560 nacimientos de madres adolescentes en Tamaulipas, de los cuales 320 fueron en menores 15 años; siendo Reynosa, el municipio con mayor número de casos.

Precisó que los riesgos de un embarazo a edades tempranas, afecta negativamente la salud de las adolescentes y existen probabilidades de que mueran debido a complicaciones, que son dos veces superiores a las de una mujer mayor de 20 años.

Sostuvo que el sector salud es una pieza clave para que las estrategias funcionen, sin embargo, reiteró que esta tarea, también compete a otras instancias como el sector educativo y el núcleo familiar, por lo que pidió reforzar la coordinación intersectorial para asegurar una atención integral a la población adolescente.

Añadió que el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, se sumó desde el inicio de su administración a la Estrategia  Nacional de Prevención del Embarazo en Adolescentes (ENAPEA), cuyas metas para el año 2030, son reducir a la mitad la tasa específica de fecundidad en adolescentes de 15 a 19 años y erradicar el embarazo en niñas menores de 15 años.

Finalmente, Molina Gamboa manifestó que la dependencia a su cargo ha intensificado las acciones de capacitación y sensibilización en sus 300 centros de salud, para proporcionar a los padres y madres de familia, las herramientas técnicas que permitan preparar a los adolescentes para prevenir los embarazos no deseados.