Al Momento-

Maki y Carlos serán leyenda

Dos parejas de cuidado

Reynosa / René Martínez Bravo / Noviembre 20, 2018

En la memoria delincuencial del mundo occidental han destacado muchas personalidades que se han convertido en leyenda, en Estados Unidos existió una pareja muy singular, famosa…y muy sangrienta, Bonnie & Clyde…según la historia, trataban de evitar muertes…no tuvieron tanto éxito en ese sentido. Finalmente se llevaron por delante por lo menos una docena de víctimas antes de ser acribillados por los Range’s.

Esta pareja se dedicaba al asalto de almacenes, bancos y cuanto fuera productivo hacerlo, claro, eran bandidos, peligrosos y temerarios, no les importaba infringir la ley, y buscando siempre la impunidad, nacieron para esa actividad, para apoderare de lo ajeno, pero, lo que los distinguió además de sanguinarios, fue el romance que vivieron, el amor que se profesaron, eran el uno para el otro…hasta la eternidad.

En Reynosa también tenemos a una pareja, émulos de Bonnie & Clyde… bandidazos… criminales…sinvergüenzas y amantes… igualmente… hasta la eternidad, los unen fuertes lazos de complicidad y ambición…y claro…por el amor…y gozan de absoluta impunidad. Lo peor, pueden irse muy cargados, burlándose de la ley y la sociedad…a menos que aparezca de un momento a otro, un Ranger…con valor…que los detenga en seco. Hasta ahora, no hay nadie…gozan de impunidad.

Bandidazos porque se roban el dinero del pueblo, sin vergüenza ni rubor alguno…criminales, no porque usen armas para matar, pero no les importa hacer daño a la gente, que confiando en ellos, se entregaron totalmente…fueron defraudados, abandonados a su suerte, les despojaron de sus empleos a pesar de haber recibido el apoyo cuando se los solicitaron, ni llanto, ni ruegos, ni suplicas sirvieron, los dejaron sin dinero, sin sustento, sin medicamentos ni atención médica, y hasta por la muerte fueron golpeados, testigos mudos y cansados por no encontrar respuesta como Doña Carmelita, no me dejarán mentir… hoy sepultó a su esposo, Don Jorge Lomelí…murió al no ser atendido debidamente.

Despedidos como Doña Carmelita, suman cientos, dizque porque no hay dinero para mantener una nómina, y que está repleta de aviadores, favorecidos por ser amigos, o hijos de los amigos, o amantes de altos funcionarios, o por compromisos de campaña, y con sueldos importantes, mas compensaciones.

Investigaciones y denuncias periodísticas documentadas han revelado dichas anomalías, el vástago de Federico Pérez en Comapa y la hija de Zulema del Carmen González en la Secretaría Administración de donde es titular. Y ni así corrigen la plana…se saben protegidos por el manto de la impunidad. Lamentable, pero así es.

Es una pandilla compacta, de unos cuantos, “el alcaldito” Hugo Ramírez; Zita Guadarrama; Zulema Del Carmen; Bahena (éste, imposibilitado para trabajar por la Función pública al haber salido mal cuando trabajó en Capufe con Carlos Peña, también impedido); Alexandro De La Garza Vielma, Secretario de Contraloría.

Y por supuesto, los estrellas de la película, nuestros Bonnie & Clyde región 4, pero no por eso menos peligrosos…especialmente para la uña…salieron muy competentes. Y otra diferencia… los legendarios bandidos se jugaron el pellejo, la vida…y Maki y Carlos, se creen intocables…con suerte…