Maky hace lo que critica en otros. COMAPA de Reynosa, su caja chica

Reynosa / Redacción / Octubre 03, 2017

Cd. Reynosa, Tamaulipas.-Y los vicios que siempre criticaban de las administraciones priistas, la actual, emanada del Partido Acción Nacional y encabezada por Maky Ortiz Dominguez, los está practicando, y lo decimos debido a informes y quejas llegadas a nuestra redacción en ese sentido.

Y es que, como es del conocimiento público, a doña Maky y su familia ya les gustó el asunto de la administración pública, o mejor dicho, lo redituable que resulta poder disponer del erario público.

El vivir de los dineros públicos siempre ha sido el sueño de todos y cada uno de los políticos, del partido que sean, del color que representen, se convierten en voraces y devoradores insaciables de la Hacienda pública. Lo peor, es que con el paso del tiempo, toda esta estirpe maldita, van evolucionando de tal forma que se vuelven cínicos y más perversos. 

El organismo Operador del agua en Reynosa, La COMAPA, fue, es y será una excelente fuente de ingresos para estos depredadores del presupuesto, inventan impuestos, el usuario paga por servicios que solo existen en la imaginación de estos bandidos, entre los cargos al consumidor figura uno llamado “saneamiento de aguas residuales”, es un impuesto mínimo, por 20.00 pesos, pero ya en volumen hacen un buen montón, miles de pesos mensuales.

El anterior impuesto, nos dicen que no se ocupa para lo que se indica en el recibo, que es parte de un plan de recaudación familiar, por supuesto, de la “primer familia de Reynosa”, y que la componen Maky, su marido Carlos Peña y su chamaco Carlos Peña Jr., que por cierto lo están enseñando muy bien a operar con dinero ajeno. Y que este dinero lo quieren para la posible campaña política que se podría dar en caso de que logren alguna negociación con su partido el PAN, y así les permitan jugársela para una diputación federal, suponemos que la reelección, aunque la alcaldesa quisiera repetir de mil amores, no se lo permitirían.

Bueno, de manera provisoria, doña Maky y su pandilla llamaron a dos tocayos,  Julio Borrego y Julio Cantu, al primero lo colocó en la Secretaría Técnica de la COMAPA, y al otro, en “bajos consumos”, la encomienda, hacer una polla de 200 mil pesos mensuales para dicho fondo, el que serviría para realizar una campaña política, y los llamaron a ellos dado que el gerente Ing. Néstor García, jamás se prestaría para nada incorrecto.

Este par de personajes, “los Julios”, con el afán de cumplir con la meta con “el guardadito” se atrevieron a querer ponerle cuota a los sindicatos de la dependencia, pero toparon con pared, se les olvida que los sindicatos están para sangrar a las empresas y no a la inversa, ¡¡faltaba más!! 

Cuentan que por esa actitud, estuvieron a punto de provocar una huelga convocada por los ofendidos líderes sindicales y que para enmendar tal error la empresa les prometió cubrirles un porcentaje que les estaban exigiendo en sueldos o prestaciones, “les salió cola”.

Bueno, pues estos son los “desfiguros”, que los tocayos están haciendo por órdenes de la primera autoridad, como la ven?, verdaderamente insaciables y corruptas estás autoridades. Dice un amigo una frase, “no son los mismos, pero como se parecen”