Piden Industriales del Sur de Tamaulipas s a Conagua reconsiderar las tarifas

Deja en desventaja competitiva el desconsiderado incremento al cuadriplicar costo

Reportaje / Lidia Bonilla / Febrero 06, 2015

ALTAMIRA, URBE INDUSTRIAL.- Representa una gran desventaja competitiva para la región del sur de Tamaulipas, las modificaciones sufridas a la Ley Federal de Derechos, de la Comisión Nacional del Agua (CNA), que entro en vigor a partir de 2014, y que afecta de manera severa por la implementación de una nueva fórmula de cálculo para estimar el costo del el agua que se toma de ríos y lagunas de la zona. Se incrementó de 1.60 pesos por metro cúbico, a 6.40.

De ello habla el gerente general de la Asociación de Industriales del Sur de Tamaulipas, (AISTAC), el C.P, Salvador Salazar Herrera, quien explicó que dentro de esas modificaciones   resulto afectada la región, pero particularmente, la industria de Altamira, ya que las tarifas del agua tuvieron un incremento muy severo “ multiplico su precio por cuatro”, precisó.

En este mismo sentido abundó en torno a situación, que esta tiene un efecto muy negativo en la competitividad de la zona, “Yo digo que particularmente nos deja en una desventaja competitiva y comparativa con otras zonas del país; le resta competitividad en ese insumo tan importante como es el agua”.

Aseguro que este incremento es un golpe muy fuerte, “ el agua es un consumo básico para la actividad industrial, ya que es un insumo complementario de los procesos productivos que se eleva mucho”.

Señalo que se han entrevistado ya, tanto con funcionarios de la Comisión Nacional del Agua, como de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público, avalados y acompañados por el gobierno estatal y Ayuntamiento de Altamira, que al igual, que legisladores tanto locales como federales se han apersonado para hacer la petición de que sea reconsiderado ese incremento; que reitera “ antes se pagaba en promedio 1.60 pesos por metro cúbico, y ahora, con el nuevo criterio se esta pagando alrededor de 6.40”.

Objeta nuevamente “No es solo el precio, es la ventaja competitiva de una región tan atractiva para la inversión como es Altamira, le estas mandando un foco amarillo al inversionista potencial, advierte, ellos tienen la visión completa”.

No obstante esgrime que “Es un incremento desigual, porque no es un incremento generalizado”

Salazar Herrera explica los argumentos de la dependencia para “justificar” el incremento, no así reconoce que el espíritu de la propuesta no es aumentar los precios, sino relacionarlos entre el precio del agua, con la disponibilidad del agua, de manera pues, que las regiones que tengan más agua tengan un precio menor que los lugares donde haya escases de agua. “Donde haya mucha agua que paguen poco, donde haya poca agua que paguen mucho”, enfatizó.

Sin embargo, deja ver que este criterio no se aplicó en la zona, ya que es evidente que el agua es un recurso que abunda, al contar con un gran caudal en el rio Tamesí y el sistema lagunario que converge en el municipio y la región, donde anualmente fluyen según datos de la propia CNA, en promedio de dos mil 200 a dos mil 400 millones de metros cúbicos al año; de los cuales, se aprovechan como 170 millones de metros cúbicos para consumo humano y el sector industrial, que sumados al proceso de evaporación, que calcula la dependencia, es de 400 millones de metros cúbicos, por lo que el consumo promedio anual es de 700 millones, vertiéndose al mar alrededor de dos mil millones de metros cúbicos al año.

Alude como antecedente de la aplicación de la nueva tarifa aplicada única y exclusivamente a la zona, la presencia de un decreto presidencial emitido en1999, donde se establece que el 30 por ciento del agua disponible en la cuenca del río Pánuco, se debe reservar para usos del propio del cauce del rio (cauce ecológico), éste porcentaje o no se debe utilizar, y de acuerdo a ello, explica, “ surge una fórmula nueva, que dice, que el agua que este comprometida para ser utilizada por diferentes usuarios (agricultores, industriales, el público urbano, en fin) , más el agua que este reservada, deben considerarse para calcular la disponibilidad del agua, lo que provoca, que esta zona tenga un cargo adicional de restricción de uso y al aplicar la fórmula eso repercute en un precio mayor”.

Situación que indiscutiblemente también impacta al consumo de usuarios domésticos, como lo hizo notar en una entrevista, el diputado local Erasmo González Robledo, quien informó que entre las acciones que han realizado es acompañar a industriales de la zona, ante el delegado federal de la CNA,

“Hemos ido en el caso muy especial de Altamira, aunque no sea competencia de nosotros,    a promover a la CONAGUA, que es una esfera la intervención de ellos en la disminución de la tarifa que tienen los industriales de Altamira que consumen agua y que los saca de cierta manera, desfasándolos en cuanto a la productividad al tener un alto costo con otras entidades federativas haciéndolos menos competitivos”.

El también Presidente de la Comisión de Vigilancia de la Auditoria Superior en el Estado (ASE), en la LXII refirió “Acompañamos todos los diputados del Sur, reitero, a los industriales de Altamira a la Ciudad de México, con el delegado de Conagua, y están haciendo un estudio que permita en este año, a más tardar en febrero para poder tener ese estudio”.

De la misma manera, el Presidente del Consejo de Instituciones Empresariales del Sur de Tamaulipas y la Huasteca (CIESTH), Luis Apperti Llovet, refirió en días pasados que el incremento a las tarifas impuestas al agua utilizada por la industria en el Sur de Tamaulipas, es muy preocupante y resta competitividad a la región. “En el Sur quieren atraer inversiones y resulta que no hay suficiente agua o que está, está muy cara, entonces, sí es un tema importante qué se tiene que atender."

Aseverando que es un impacto de alrededor de 10 millones de dólares lo del incremento en el costo del agua, que por otro lado, también afecta el interés de potenciales inversionistas, “Nos pega en el tema de la promoción," enfatizo.

Salazar Herrera, refiere a pregunta expresa sobre el impacto de este ajuste en la Ley al consumo humano, asevero que también afecta y que el organismo operador del agua municipal, también está pagándole a la federación, en este caso, a la CONAGUA el agua más cara que antes.

Manifiesta que con la clasificación realizada por la CNA, que se basa de acuerdo a la disponibilidad del agua que tengas, clasifica en cuatro zonas; una es escases, dos equilibrio, tres disponibilidad y la cuatro abundante, y de acuerdo a ella, nosotros quedamos en la zona dos, de equilibrio, acotando, que con esta clasificación ya no se le puede o debe sacar más.

Abunda en ese sentido que “El mensaje que estamos enviando es que ya no hay agua, ya no vengan más industrias, ya no crezca la población, ya no utilicemos más agua porque estamos e equilibrio”.

Sin embargo, asegura, que la percepción generalizada es “que estamos en abundancia, pero si nos clasifican en disponibilidad va…”

Argumenta para concluir “Tenemos capacidad de producir más con el agua que tenemos en la zona. Vamos, Dios nos bendijo con agua, esa agua utilicémosla para ser más productivos. Aquí cabrían muchas más industrias que podrían tomar más agua de aquí, siempre y cuando no desequilibre este valor; para que aquí se produzcan más empleos, y se produzca riqueza y se produzcan exportaciones”, concluyo.