Recuperé la libertad y la Reforma Educativa se ha derrumbado: Gordillo

Elba Esther Gordillo acusó una persecución política en su contra.

Nacional / Redacción / Agosto 20, 2018

A 13 días de que un juez la absolvió por los delitos de crimen organizado y lavado de dinero, Elba Esther Gordillo reapareció públicamente para declararse inocente al asegurar que se le acusó de algo que no cometió con base en un expediente plagado de mentiras y acusaciones falsas.

Ataviada en un traje negro, la ex dirigente magisterial mostró la resolución judicial que acredita los motivos por lo que obtuvo su libertad después de haber permanecido recluida por más de cinco años.

“Aquí tienen la imagen que ha predominado durante más de cinco años con respecto a mi persona y es producto de una persecución política, de acoso e injusticias. Es el producto de un expediente basado en mentiras y acusaciones falsas para hacerme ver culpable de algo que no cometí. Soyinocente.”, puntualizó.

Acompañada por decenas de maestros, Elba Esther Gordillo agregó que con su libertad también se derrumbó la Reforma Educativa.

Lamentó que los profesores hayan sido objeto de persecución política con la que se pretendía dividir al gremio y lastimar sus conquistas laborales.

En este tenor aseguró que quienes debieron defender al gremio no lo hicieron y por el contrario los traicionaron.

Gordillo Morales afirmó que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) atraviesa por una crisis profunda, por lo que buscará junto a los maestros recuperar su fortaleza.

“Es preciso enfrentar el momento y recuperar su fortaleza con grandeza de espíritu, pero con contundencia, pues estamos obligados como trabajadores de la educación a protagonizarlo.

En mi caso, ejerceré mi libertad consiente de que mi lealtad y mi lugar siempre ha estado y estará al lado de los maestros y maestras de México”, expuso. 

Finalmente, para cerrar su mensaje que se extendió por aproximadamente 13 minutos, la profesora indicó que en el corto plazo disfrutará del tiempo con su familia y con quienes padecieron su ausencia, sin que ello implique abandonar sus convicciones.