Diálogo en San Lázaro fracasa; persisten desacuerdos

Nacional / Redacción / Septiembre 05, 2017

En la Cámara de Diputados, fracasó la convocatoria de la Mesa Directiva en funciones, para sostener un diálogo abierto y resolver el diferendo desatado, de acuerdo al “frente opositor” conformado por el Partido Acción Nacional (PAN), el Movimiento Ciudadano (MC) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), por el “pase automático” al Fiscal General.

A la reunión convocada apenas la tarde de este lunes 4 de septiembre por la presidenta en turno, la panista Guadalupe Murguía, no acudieron ni el titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), Miguel Osorio ni las fracciones del Partido Revolucionario Institucional (PRI), del Partido Nueva Alianza (PANAL), del Partido Encuentro Social (PES) y del Partido Verde Ecologista (PVEM).

Te puede interesar: Osorio Chong justifica negativa para asistir a reunión con diputados

Los congresistas también dejaron ver que no tienen claro qué sucederá legalmente y están sujetos a la interpretación, pues la Ley Orgánica del Congreso indica en su artículo 17, que si la Mesa Directiva del recinto no se renueva para el 31 de agosto del año en curso, tendrá hasta el 5 de septiembre para hacerlo.

Durante la reunión a la que solo acudieron diputados del autonombrado “frente opositor” y la representante del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) y también secretaria de la Mesa Directiva en turno, Ernestina Godoy, la presidenta Murguía Gutiérrez dio a conocer que el secretario Osorio Chong explicó su decisión de no acudir.

Detalló que el funcionario federal argumentó que hubiese asistido, si la convocatoria al diálogo abierto la hubiese formulado la Junta de Coordinación Política, que sigue integrada por los líderes parlamentarios, pero quedó sin presidencia desde el pasado 1 de septiembre.

En ese marco, el coordinador del PRD y ex presidente de la Junta, Francisco Martínez, lamentó que el titular de Gobernación haya decidido no acudir al llamado al diálogo hecho por la Mesa Directiva.

El coordinador Marko Cortés reiteró que la exigencia central de la oposición es frenar el “pase automático” a la fiscalía General, de lo contrario, significará darle “atole con el dedo” a la ciudadanía en el combate a la corrupción.

Cortés Mendoza manifestó que si en el Senado se da marcha atrás a nombramiento de un “Fiscal carnal”, quienes se oponen a reanudar los trabajos en San Lázaro estarían en la disposición de permitir que todo vuelva a la normalidad.

En su turno, la diputada de Movimiento Ciudadano (MC) y secretaria de la Mesa Directiva, Verónica Delgadillo, se sumó al llamado a no respaldar el “pase automático” al Fiscal General. El país no quiere un “fiscal carnal” cuyas labores tendrán consecuencias indeseables para el país, apuntó.

En su intervención, la también secretaria de la Mesa Directiva y diputada del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Ernestina Godoy, perfiló que su bancada acudiría a la sesión del Pleno y emitiría su voto para instalar formalmente la Mesa Directiva.

Sin embargo, no aclaró si el voto sería a favor, en contra o en abstención. En un pronunciamiento posterior, la coordinadora de esa fracción, Rocío Nahle, dijo que resultaría una sorpresa ver quiénes le darán el voto al PRI, para renovar el órgano parlamentario en cuestión.

La diputada Godoy coincidió en que su partido y sus bancadas en el Congreso rechazan darle “pase automático” al procurador Raúl Cervantes.

No obstante, recalcó enfática que ese asunto a discusión en el Senado, no debería “contaminar” los trabajos en San Lázaro.

Lamentó que el Congreso haya entrado en una fase de “anulación” y subrayó que si el problema que tiene casi paralizada a la Cámara es de origen político, debe resolverse fuera de San Lázaro.

Aclaró que Morena no será “el fiel de la balanza”, es decir que no será su voto el que decida si la Mesa Directiva se instala o no.

Recalcó que la situación no puede resolverse a través de un “chantaje” y tampoco a través de la negociación entre las bancadas mayoritarias, que por el momento fungen como adversarias pero al final amarrarán un acuerdo para imponer al Fiscal General.

Reiteró que su bancada pide que el conflicto se resuelva conforme a la ley; se opone al nombramiento del procurador Cervantes como Fiscal General; y no está de acuerdo en que los problemas de partidos políticos afecten los trabajos parlamentarios, por lo que urgió a encontrar una salida y a aplicar la ley en sus términos, para que los diputados puedan seguir laborando.

En su intervención, el diputado del PRD, Omar Ortega, afirmó que la Mesa Directiva de la Cámara está en funciones, y el tema a dirimir es si sus nuevos integrantes se instalarán o no.

Dijo que en ningún momento se pretende paralizar al Congreso, pero el diferendo está directamente asociado al tema del Fiscal General. “No es un tema de partidos”, agregó.

En su turno, el vicecoordinador del PRD, Jesús Zambrano, lamentó que el titular de Gobernación haya “torcido” o malinterpretado la ley de manera dolosa, al justificar su desdén a la invitación que se le hizo, con el argumento de que habría acudido si lo hubiese convocado la Junta de Coordinación Política. Ello, a sabiendas de que ese órgano de gobierno no tiene presidente desde el pasado viernes 1 de septiembre.

Refrendó que nadie pretendía que el secretario Osorio Chong acudiera a resolver el problema en el Congreso, sino que colaborara para distender el ambiente.

Añadió que la Cámara no quedará acéfala, pese a lo que argumenta el PRI; y de acuerdo a la interpretación del “frente opositor”, si este martes no se elige la Nueva Mesa Directiva, quedaría en funciones el actual órgano de gobierno, encabezado por la diputada Murguía Gutiérrez.