No habrá periodo extraordinario antes del 4 de junio, aclara el PRI

Nacional / Redacción / Mayo 13, 2017

La fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la Cámara de Diputados, aclaró que no habrá periodo extraordinario de sesiones antes del próximo 4 de junio, cuando se llevarán a cabo las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz.

El vicecoordinador Jorge Carlos Ramírez dijo que son entendibles los reclamos del Senado de la República a los diputados por no haber aprobado la Ley de Seguridad Interior, pero antes de emitir dictámenes es necesario generar acuerdos.

Por ello, el presidente del Senado debe tener confianza en que, durante junio, habrá labores extraordinarias en San Lázaro, dijo. 

Ello, aunado a que la discusión de asuntos urgentes que debían haberse aprobado hace meses, como la Ley de Seguridad Interior y el Mando Mixto Policial, se atoró porque el Partido Acción Nacional (PAN) puso por delante sus cálculos político-electorales, planteó.

Lo que interesa a los panistas, enfatizó Ramírez Marín, es saber cuántos gobernadores tendrá después de las votaciones y en función de ello, su posición contra la Ley de Seguridad Interior podría cambiar.

“Yo creo que no tendríamos dictámenes antes de las elecciones, los partidos están, los que están representados en la Cámara están todos concentrados en eso. Nosotros sabemos perfectamente qué fue lo que atoró esta discusión y la aprobación de la ley, y es precisamente ese cálculo electoral de intercambios: me das esto o yo te doy esto, me das esto o yo te doy lo otro”, recriminó.

Indicó que si el PRI se decidiera, podría sacar Seguridad Interior y la reglamentación de las tareas de las Fuerzas Armadas en cuestiones de seguridad pública, con una votación mayoritaria y con el apoyo de sus bancadas aliadas, es decir, las del Partido Verde (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Encuentro Social (PES); sin embargo, se busca alcanzar la mayor de las coincidencias.

Expuso que si la normatividad se aprobada y pusiera en marcha de inmediato, permitiría cambiar el estado de cosas y evitar que se registraran de nueva cuenta hechos violentos como el de Palmarito, en Puebla, donde grupos de ladrones de combustibles se enfrentaron con elementos del Ejército Mexicano.

“Sí, efectivamente podríamos sacar una votación con una mayoría, pero hasta ahora las leyes más importantes en la Cámara han salido con un importante consenso. Qué tan indispensable es ese consenso, para que se puedan cumplir las leyes que es el objetivo, es necesario que haya consenso. Lo que pasó en Puebla muestra qué tan necesaria es la ley. ¿Cambiaría las cosas? Yo estoy seguro que sí”, argumentó.

Planteó que la Ley de Seguridad Interior dejaría en claro por completo quién es responsable de resguardar instalaciones estratégicas como las de Pemex, incluyendo su red de ductos, que actualmente están bajo la vigilancia del Ejército mexicano.

Sin embargo, definiría el marco de competencias de los gobiernos estatales y municipales, que como ocurrió en Puebla permitieron que las bandas de “huachicoleros” actuaran libremente y que la población asumiera que debían enfrentar al Ejército, porque en muchos casos, no tienen más sustento que distribuir y vender combustibles robados.

Refrendó que es muy entendible la preocupación del Senado de la República por la tardanza de los diputados federales en alcanzar acuerdos en los temas de seguridad pendientes, pero antes de dictaminar es necesario generar dichos consensos.