Avala SCJN prisión preventiva para adolescentes

Los ministros de la SCJN señalan que los adolescentes sí pueden permanecer en prisión preventiva, bajo el argumento de que la Constitución no la prohíbe expresamente.

Nacional / Redacción / Mayo 08, 2017

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) avaló la ley general del sistema integral de justicia para adolescentes, con lo que se definió el internamiento preventivo para mayores de 14 años y menores de 18 años.

Por mayoría de ocho votos contra tres, los ministros de la SCJN decidieron que la aplicación de dicha medida privativa de la libertad será para aquellos adolescentes acusados de delitos graves hasta por cinco meses mientras se les dicta sentencia, decisión que no contraviene a la Constitución.

Indicaron que los adolescentes sí pueden permanecer en prisión preventiva, bajo el argumento de que la Constitución no la prohíbe expresamente.

Únicamente los mayores de 14 y menores de 18 años, que hayan cometido delitos como homicidio calificado, narcotráfico, delincuencia organizada, terrorismo, extorsión agravada, violación, lesiones graves, trata de personas y robo con violencia, podrán ser privados de la libertad.

El ministro Fernando Franco, promovente del proyecto que declara infundadas las impugnaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) a esta legislación, defendió que esta posibilidad es aceptada por documentos internacionales de Derechos Humanos

“Reconocer que hay elementos para interpretar el texto constitucional en el sentido que nunca prohibió el que hubiera precisamente el internamiento preventivo, refuerza el proyecto en cuando a convencionalidad, puesto que acredita que también en materia de los documentos internacionales de Derechos Humanos está aceptada la posibilidad del internamiento preventivo”, expresó Franco.

La CNDH se opone al contenido del artículo 122 de la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, respecto a un internamiento preventivo para delitos graves que se otorgará de forma excepcional, únicamente cuando otras medidas cautelares no sean suficientes.

A decir de algunos de los ministros, esta medida debe aplicarse cuando se requiera la protección de las víctimas, testigos y la comunidad.