Organizaciones sociales respaldan prohibición de plásticos desechables en la CDMX

Piden a la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, no ceder a intereses particulares

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Enero 20, 2020

Ciudad de México, a 20 de enero de 2020.-  Organizaciones de la sociedad civil y personas agrupadas en la Alianza México Sin Plástico respaldamos la entrada en vigor de las modificaciones realizadas a la Ley de Residuos Sólidos en la Ciudad de México que prohíben la comercialización, distribución y entrega de bolsas de plástico al consumidor, en los puntos de venta de bienes o productos, excepto si son compostables.

Esta legislación favorece a la ciudadanía y al interés público, toda vez que está encaminada a reducir la contaminación que generan los plásticos de único uso innecesarios en la Ciudad de México, contribuyendo con ello a garantizar nuestro derecho a un medio ambiente sano. Por ello, hacemos un llamado a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, para que no ceda a intereses particulares y no se dé ni un paso atrás en el camino de regular de forma adecuada la venta, distribución y uso de plásticos desechables en la Ciudad de México.

La salud de las y los mexicanos está en riesgo, debido a la presencia de microplásticos en los ecosistemas y en nuestros organismos.  De acuerdo con un estudio de la Universidad de Newcastle en Australia, los humanos estamos consumiendo el equivalente al tamaño de una tarjeta de crédito a la semana en microplásticos, a través del agua embotellada, mariscos, sal, cerveza, miel y azúcar. Asimismo, un estudio de Greenpeace demostró que 20% de una muestra de 755 peces tenían microplásticos en su estómago. 

Los plásticos y el modelo de desechabilidad que se ha construido en torno a ellos también tienen impactos relevantes en el cambio climático. De acuerdo con el Centro para el Derecho Ambiental Internacional (CIEL), las emisiones actuales derivadas de la producción, fabricación, transporte, incineración y degradación del plástico equivalen a las emisiones anuales de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de alrededor de 200 centrales eléctricas de carbón en un año.

Desde 2009 se discute la propuesta de eliminar el uso de plásticos de un solo uso en la Ciudad de México.  La elaboración de planes de manejo para los residuos de bolsas fue una condición para evitar su cobro o prohibición. Sin embargo, dicha condición no fue cumplida a pesar de los compromisos asumidos. 

La industria debe asumir la responsabilidad de hacer frente a la contaminación por plásticos a través de un cambio en su modelo de negocio, innovando para ofrecer a sus consumidores alternativas que no sean dañinas con el medio ambiente.

No existen culpables únicos. Todos los actores involucrados somos parte de este problema, pero también podemos ser parte de la solución. Es momento de que trabajemos juntos el gobierno, los consumidores, la sociedad civil y la industria para construir soluciones y hacer de este cambio una oportunidad de innovación para la Ciudad de México. 

#Niunpasoatrás #Méxicosinplástico

 

Con información e imagenes  de la
Coordinación de medios de Greenpeace México