Coalición multipartidista respalda en el Senado propuesta ciudadana contra la contaminación plástica

“Responsabilidad extendida al productor”, atacará la contaminación plástica desde su origen.

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Noviembre 05, 2019

Ciudad de México, a 05 de noviembre de 2019.- Senadores de distintos partidos políticos se sumaron hoy a una iniciativa de reformas a la Ley General para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos (LGPGIR), surgida de la ciudadanía, científicos y organizaciones sociales, con el objetivo de atender la crisis de contaminación por plásticos en México.

En conferencia de prensa celebrada en el Senado de la República, representantes de las organizaciones que integran la Alianza México Sin Plástico (AMSP), entre ellas Greenpeace México, anunciaron la adhesión de los senadores Xóchitl Gálvez (PAN), Raúl Paz (PAN), Marybel Villegas (MORENA), Susana Harp (MORENA), Verónica Delgadillo (MC), Samuel García (MC), Verónica Camino (PVEM), Alejandra Lagunes (PVEM), Verónica Camino (PVEM), Miguel Ángel Mancera (PRD), Sasil de León (PES), Emilio Álvarez Icaza (independiente) a la iniciativa de reformas a la LGPGIR, que de forma inédita toma en cuenta las voces de la ciudadanía sobre los intereses empresariales.

El respaldo multipartidista es fundamental porque refleja la legitimidad de esta propuesta en favor de la ciudadanía y del medio ambiente, además de que la “blinda” contra los vaivenes políticos, indicó Gabriela Evia, fundadora del colectivo UMANIA e integrante de la AMSP. “Esta iniciativa plantea un modelo integral, con el cual promovemos que todos los actores que somos parte del grave problema de la contaminación plástica en México seamos también parte de la solución. Tenemos una oportunidad histórica como país”, aseguró.  

“La contaminación plástica en México ha dejado de ser exclusivamente un problema que afecta al medio ambiente. Nuestros ecosistemas están contaminados y nosotros, como parte de esas cadenas tróficas, estamos consumiendo microplásticos sin conocer las consecuencias que tienen en nuestra salud”, añadió Edgar Lugo, integrante de la AMSP. 

Miguel Rivas, titular de la campaña de Océanos de Greenpeace México, destacó la importancia de esta iniciativa, donde por primera vez se considera el concepto de “responsabilidad extendida al productor”, que implica que los fabricantes se hagan responsables y, desde el principio, ofrezcan bienes y servicios libres de plásticos. “Esta iniciativa permite tener una visión de país en el problema de la contaminación por residuos plásticos”, explicó Rivas. “Esperamos que nuestros legisladores la apoyen y que el bien común prime por sobre los intereses de los industriales del plástico, quienes quieren fabricar más y más plástico sin hacerse responsables del daño que ocasionan al ambiente”, señaló.

En tanto, el Dr. Juan Carlos Carrillo, del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), explicó que “se trata de una iniciativa que retoma la mayoría de las preocupaciones expuestas por la sociedad civil durante los talleres de parlamento abierto (realizados de febrero a mayo pasado con participación de académicos y empresarios de la industria de los plásticos) y que busca realmente una nueva economía del plástico, promoviendo el uso de materiales y productos que sean durables, reusables, reutilizables y reciclables”.

Las propuestas suscritas hoy serán analizadas junto con otras iniciativas que ya existen tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, de las cuales los legisladores deberán hacer una síntesis que proteja la salud pública, la biodiversidad, los océanos y las pequeñas pesquerías, que ya son afectadas por la contaminación plástica.  

“Este ejercicio sin precedentes de la sociedad civil nos obliga como legisladores a defender estas peticiones y a darle a la ciudadanía una legislación de la más alta calidad. No podemos permitir que en un tema tan delicado caigamos en simulaciones y en legislaciones débiles que no resuelvan el problema de raíz. La sociedad está exigiendo resultados y vamos a trabajar duro para no defraudarlos”, aseguró al respecto el senador Raúl Paz, del PAN.

El espaldarazo multipartidista a esta iniciativa ocurre a pocas semanas de la presentación de un reporte sobre el impacto de la contaminación por plásticos en peces de México, en el que investigadores de distintas universidades del país dieron cuenta de la presencia de microplásticos en las vísceras de 1 de cada 5 peces recolectados en distintos mares de México, afectando incluso especies comerciales como el pargo, la lisa o el huachinango.

Entre los puntos más relevantes de la iniciativa suscrita hoy se encuentran:

1) La responsabilidad extendida al productor.

2) La eliminación de plásticos de un solo uso a través de la homologación en todas las entidades federativas de las prohibiciones de productos y materiales que generen impactos negativos sobre el medio ambiente.

3) Ecoetiquetados que informen a los consumidores sobre los impactos negativos en el ambiente que tienen los productos y la forma correcta de desecharlos.

4) El fortalecimiento del reciclaje a través de incentivos que permitan desarrollar esta actividad de manera social e integrada y no como una herramienta de greenwashing.

5) Prohibición de la incineración de envases, empaques y embalajes que puedan integrarse a cadenas de reciclaje reales, efectivas y eficientes.

6) La promoción de cambios de hábitos hacia una cultura de reducción de residuos desde el origen. Migración a esquemas de reusabilidad y retornabilidad.

7) Obligatoriedad de la separación de los residuos desde el origen para facilitar el reciclaje.

8) Brindar incentivos para que la industria realice el cambio tecnológico hacia el uso de materiales durables, reusables y reciclables.

9) Reducción de generación de residuos desde el origen enfocado en cambio de hábitos (incluyendo dependencias de gobierno)