Corren a Greenpeace del Senado

- Evitan la participación de la organización

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Septiembre 12, 2017

CIUDAD DE MÉXICO.- Elementos de seguridad del Senado de la República “acompañaron” a la salida al campañista de Océanos de Greenpeace, Miguel Rivas, quien asistía como ciudadano y académico en ecología al foro Conservación de ecosistemas marinos en México por considerarlo persona “non grata” dentro de este espacio democrático del país.

“Es indignante que en México los sitios que representan al pueblo sean lugares para la discriminación y la represión, porque eso es impedirnos la participación en un foro público al que mi asistencia estaba confirmada desde días antes. Es lamentable el nivel de represión que estamos viviendo en este país”, señaló Rivas.

El argumento que le dieron los guardias y  César Rivas, asesor de la senadora Ninfa Salinas, presidenta de la Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales fue que “no era bienvenido por seguridad del evento”, siendo Greenpeace una organización pacifista, no violenta.

Además de coartar la participación de expertos en el tema, el Senado también evitó la asistencia de otras integrantes de la organización, quienes ya tenían la confirmación y una noche antes recibieron una llamada para cancelarles.

En este foro estaba programada la participación de Alejandro Del Mazo, titular de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), Ninfa Salinas, presidenta de la  Comisión de Medio Ambiente y Recursos Naturales del Senado, Pablo Arenas, titular de INAPESCA, todas ellas, autoridades a las que Greenpeace les ha demandado en diferentes momentos y de manera pacífica cumplir con sus obligaciones en la protección ambiental.

La organización ambientalista señaló que continuará trabajando a través de la no violencia, en favor de un medio ambiente sano y la justicia social, en la que no deben permitirse actos discriminatorios como éste, en un estado que se presume democrático y con respeto a las libertades.

Además de que seguir señalando de manera decidida a quienes atentan contra los recursos naturales.