Urge adoptar medidas a nivel mundial por uso del plaguicida con glifosato de Monsanto RAPAM

Especialistas del PAN internacional piden eliminar su uso

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Octubre 12, 2016

En una revisión del “estado actual de la ciencia” publicada recientemente,  la Red Internacional de Plaguicidas (Pesticide Action Network ó PAN Internacional) presentó un  amplio número de investigaciones que documentan los impactos negativos del glifosato y de los herbicidas basados en el glifosato sobre la salud humana y el medio ambiente que enfatiza la necesidad de la eliminación progresiva de su uso  a nivel mundial. 

Los defensores del medio ambiente y de la salud señalan que la monografía sobre el herbicida más utilizado del mundo, conocido por el nombre comercial de Roundup, debe servir como una llamada de atención para los reguladores, los gobiernos y los usuarios de todo el mundo.

Los impactos negativos en los seres humanos que se detallan en la revisión son la intoxicación aguda, el daño renal y hepático, desequilibrios en el microbioma intestinal y el funcionamiento intestinal, cáncer, genotoxicidad, alteraciones endocrinas, reducción de la reproducción y el desarrollo, daños neurológicos y disfunción del sistema inmunológico.

Las agresivas campañas de relaciones públicas y comercialización llevadas a cabo por la empresa Monsanto, que desarrolló el glifosato, han dado lugar a una percepción generalizada de que el producto químico es "seguro". Los procesos de inscripción continúan permitiendo su uso, sin ocasionar preocupaciones acerca de su seguridad, incluso cuando salen a la luz nuevos datos que identifican efectos adversos.

La nueva revisión disipa el mito de "la seguridad" y pone de relieve la urgente necesidad de volver a examinar la autorización de los productos que contienen glifosato. Se presenta un perfil químico completo, junto con la situación reglamentaria de los productos que contienen glifosato en muchos países e información sobre alternativas viables.

El glifosato está incluido en la "Lista de plaguicidas altamente peligrosos" de PAN Internacional(1)  seleccionados para su eliminación progresiva a nivel mundial. La red global está pidiendo que el herbicida sea sustituido por un enfoque agroecológico de manejo de malezas en sistemas de cultivos diversificados y en usos no agrícolas.

Actualmente el glifosato es rociado sobre numerosos cultivos y plantaciones, incluyendo aproximadamente el 80% de los cultivos genéticamente modificados, o cultivos transgénicos, y como un desecante pre-cosecha, que deja residuos en los alimentos. También es ampliamente utilizado en huertos familiares y lugares públicos, incluidos los bordes de la carretera, y hábitats seminaturales y naturales. Debido a su uso extendido, los residuos se detectan ahora en diferentes tipos de alimentos, agua potable, vino y cerveza; e incluso en productos no alimentarios derivados del algodón transgénico. La amplitud de la exposición humana es confirmada por la presencia de glifosato en la orina humana dondequiera que se hayan realizado pruebas, principalmente en Europa y América del Norte; también se ha encontrado en la leche materna en EE.UU.

La clasificación del glifosato como un probable carcinógeno humano en 2015 por la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC) dio lugar a la preocupación generalizada por su uso continuado, sobre todo antes de la cosecha y en lugares públicos. 

Como resultado, están aumentando drásticamente las prohibiciones y restricciones nacionales, y la acción voluntaria de las autoridades locales y los minoristas para frenar su uso. En EE.UU., un grupo de asesoramiento científico revisará los estudios sobre la carcinogenicidad de glifosato a finales de este mes. Sri Lanka fue el primer país en prohibirlo por completo, aunque la prohibición se relajó recientemente para permitir su uso en las plantaciones de té; Italia prohibió su uso en la etapa pre-cosecha y todo uso en lugares públicos y aquellos frecuentados por niños y ancianos; Francia está eliminando gradualmente el uso de plaguicidas en las ciudades y áreas públicas; y la Unión Europea prorrogó esta vez la aprobación para el glifosato por sólo 18 meses, en lugar de los habituales 14 años. La investigación y las evidencias detalladas en la revisión publicada de PAN  ofrecen datos científicos valiosos para todas las comunidades que desean seguir estos ejemplos.

Los impactos ambientales que se detallan en la monografía no son menos preocupantes, e incluyen efectos adversos sobre el funcionamiento de los ecosistemas, los servicios de polinización, los controles biológicos, la fertilidad del suelo y la salud de los cultivos. Los residuos están muy extendidos en el medio ambiente, incluso en el agua de lluvia, aguas superficiales y subterráneas, y en el medio ambiente marino. El glifosato puede persistir hasta 3 años en algunos suelos, y hay alguna evidencia de bioacumulación. 

La resistencia al glifosato está registrada ahora en 35 especies de malezas y en 27 países, y es causada en su mayoría por el uso repetido del glifosato en cultivos transgénicos, en la agricultura sin labranza, y en lugares de recreación. 

La monografía también contiene una sección útil sobre manejo alternativo de malezas y proporciona información sobre una amplia variedad de enfoques no químicos para el control de malezas en diversas situaciones.

Keith Tyrell, Director, PAN-UK:

"Este nuevo estudio del equipo de científicos de PAN Internacional muestra claramente que el glifosato puede causar una multitud de problemas de salud y ambientales. Nuestros reguladores necesitan tomar conciencia y prohibir esta sustancia química ahora".

  1. Meriel Watts, PAN Nueva Zelandia:

"Ha llegado el momento de que se reconozca mundialmente el daño generalizado causado a las personas y al medio ambiente por el uso constante del glifosato. Los reguladores han ignorado por demasiado tiempo la creciente evidencia de daños, escondiéndose detrás de los estudios no publicados de Monsanto, que evidentemente pintan un cuadro sobre una sustancia química benigna, asombrosamente reñido con la realidad ".

Fernando Bejarano, Red de Acción sobre Plaguicidas y sus Alternativas en México (RAPAM) ( Representante de PAN en México)

"Los peligros intrínsecos del glifosato y su uso en cultivos transgénicos tolerantes son inaceptables si queremos lograr un sistema alimentario sustentable, por lo que necesitamos una eliminación progresiva de su uso en el mundo y un cambio en las políticas, para promover en su lugar alternativas agroecológicas para el control de malezas, y rotación de cultivos en sistemas de cultivo diversificado".

  1. Omar Arellano-Aguilar, Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad (UCCS) México

“Las evidencias científicas que se han obtenido hasta el momento demuestran que el glifosato es para el siglo XXI lo que el DDT fue para siglo XX; un agroquímico altamente peligroso que impacta profundamente la integridad de los ecosistemas y compromete la salud de las personas a largo plazo tanto por exposición directa como a través del consumo de los alimentos contaminado 

  1. Peter Clausing, PAN Alemania:

"En 2017, la Agencia Europea de Sustancias Químicas tiene que decidir si acepta la convincente evidencia de la carcinogenicidad del glifosato y lo declara un carcinógeno. Este sería un reconocimiento tardío de la realidad".

  1. Emily Marquez, científica de PAN North America:

"El desastre del glifosato ilustra los problemas de la agricultura industrial. Los agricultores están atrapados de nuevo en el ciclo vicioso de los plaguicidas, pues la adopción generalizada de los cultivos genéticamente modificados "Roundup-Ready”, de Monsanto, dio como resultado las super malezas resistentes al glifosato. Y una vez más, los impactos sobre la salud humana de esta sustancia química salen a la luz después de años de uso generalizado. Es hora de alejarse de este ciclo fallido de dependencia química".

Jayakumar Chelaton, PAN India

"Cada mes tenemos una nueva historia de cómo el glifosato está perjudicando a la gente en las comunidades rurales de la India y fuera de ellas. Es claramente perjudicial para la gente y el planeta".

  1. Angeliki Lyssimachou, PAN Europa

"Esta notable compilación de estudios científicos revela que los plaguicidas que contienen glifosato -a pesar de lo que sus fabricantes pretenden- están lejos de ser ‘seguros‘. Cientos de estudios no financiados por la industria muestran que estos productos están envenenando poco a poco a nuestra gente, nuestro medio ambiente y sus ecosistemas. Los reguladores deben dejar de jugar a ciegas y adoptar medidas para prohibir todos los usos del glifosato