Despliegan ambientalistas manta en planta de Grupo Bimbo

• Piden a Servitje, director de la empresa, hacer realidad sus discursos a favor del medio ambiente

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Agosto 10, 2016

  • Más de 70 mil consumidores han firmado la exigencia para que la panificadora limpie de plaguicidas y fertilizantes su cadena de proveedores

de México.- Activistas de Greenpeace desplegaron desde una de las plantas más importantes de Grupo Bimbo, una manta con el rostro de Daniel Servitje, director Ejecutivo del corporativo, en la que se lee: “tenemos que asegurarnos de que nuestros proveedores también se vuelvan sustentables”, parafraseando una declaración hecha por el empresario en una entrevista (1) y que la organización ambientalista recuperó para recordarle que es momento de hacer realidad esas palabras con un compromiso real para transitar hacia la agricultura ecológica.
 
Integrantes de Greenpeace subieron a la entrada del edificio ubicado en la colonia Santa María Insurgentes, mientras miles de consumidores con llamadas telefónicas a la empresa y en redes sociales con el hasthag #CompromisoReal, pidieron a Daniel Servitje, que se asegure de que su empresa incluya en sus políticas de compra y producción la eliminación de al menos 30 plaguicidas que han sido prohibidos en otros países pero se siguen utilizando en México (2).

Grupo Bimbo es una compañía de origen mexicano que llega al 99% de los hogares en nuestro país, comercializa sus productos bajo más de 20 marcas, para las cuales requiere miles de toneladas de insumos como almidones, edulcorantes, harinas, aceites, entre otros, que se fabrican con  base en productos del campo, en donde el actual modelo de la agricultura industrial ha causado graves estragos ambientales y sociales.

Bimbo compra estos insumos a proveedores trasnacionales como Ingredion, ALMEX, Bunge, Minsa y Maseca quienes se abastecen del maíz, trigo y otros cultivos, producidos con plaguicidas y fertilizantes sintéticos en los campos mexicanos, o importados de países donde se permite la siembra de transgénicos. En nuestro país, estas intermediarias concentran la compra de granos bajo un  modelo de agricultura por contrato, con el cual, muchas veces, someten a las y los productores a precios y condiciones injustas de comercialización.

En múltiples ocasiones, Daniel Servitje ha declarado que la responsabilidad de los retos climáticos que enfrentamos son responsabilidad de todos los sectores de la sociedad, mostrando que su visión sobre el futuro de la agricultura es modificar las actuales formas de producción y la relevancia de que todos sus proveedores acompañen estos esfuerzos; mismos que deben apuntar a una agricultura ecológica,  libre de plaguicidas, transgénicos, contaminación y de sobreexplotación del agua, señaló Greenpeace

La organización ambientalista dijo que al cambiar su política de compras, Bimbo  garantizaría alimentos de mejor calidad para el 99% de los hogares e impulsará a la industria de alimentos, para que sus proveedores cambien la forma en la que producen y abastecen a más empresas, así como la transición hacia la agricultura ecológica de forma exitosa y justa.

Esta petición ha sido respaldada por más de 70 mil personas que han firmado en www.greenpeace.mx/sembremosjuntos la exigencia para que Bimbo se comprometa con un plan de transición a la agricultura ecológica para la producción de su materia prima, que incluya una progresiva eliminación de plaguicidas peligrosos para el medio ambiente y la salud humana; sin embargo, hasta ahora esta demanda ha sido ignorada por la empresa.