Presionan empresarios de las CCE y Concamin para frenar Ley de Transición Energética

ONG`S pide al Gobierno de México y al Congreso de la Unión no ceder a las presiones

Medio Ambiente / Lidia Bonilla / Diciembre 12, 2014

 

* Se oponen abiertamente a los esfuerzos para frenar las emisiones de CO2, causantes del cambio climático

 

* La meta de generar el 35% de energías limpias al 2024 y de excluir fuentes de energía fósil

 

 

El Dictamen de Iniciativa de Ley de Transición Energética fue aprobado el 10 de Diciembre, por las Comisiones Unidas de Energía y Medio Ambiente de la Cámara de Diputados. A través de reconocer la meta de generar el 35% de energías limpias al 2024 (mandatada por la Ley General de Cambio Climático) y de excluir fuentes de energía fósil de los beneficios que este marco legal otorga a las energías limpias, la Ley de Transición Energética atiende directamente el mandato constitucional de regular las obligaciones en materia de energía limpia y la reducción de contaminantes en el sector eléctrico.

 

El cumplimiento de la meta del 35% permite una reducción estimada de 40 millones de toneladas de dióxido de carbono equivalente (MtCo2e), sin duda un componente esencial para alcanzar la meta de 288 MtCo2e que México requiere reducir al 2020 para el cumplimiento de los acuerdos internacionales en materia de mitigación y para acatar el mandato de la meta de reducir en un 30% las emisiones de gases de efecto invernadero establecido en la Ley General de Cambio Climático.

 

Sin embargo, el sector empresarial, encabezado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) y la Confederación de Cámaras Industriales (CONCAMIN) presiona fuertemente para modificar el dictamen de la Ley de Transición, aprobado por las Comisiones Unidas de Energía y Cambio Climático.

 

Han manifestado públicamente que no están de acuerdo en que México asuma sus compromisos de reducción de emisiones para atender las causas del cambio climático. Además, han declarado explícitamente su interés en utilizar fuentes fósiles como el gas –incluido gas shale, para alimentar mayoritariamente la matriz eléctrica.

 

Por sus niveles de emisión de gases de efecto invernadero, si toda la generación de energía eléctrica se hiciera con gas, solo se reducirían 15 MtCo2e al 2020. Además del riesgo por los impactos en el medio ambiente y la salud pública de tecnologías como el fracking para explotar gas de esquisto.

 El Gobierno de México --‐encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto--‐ y representantes del Congreso de la Unión, participaron en la COP20 de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático.

Ambos Poderes reafirmaron en Lima su compromiso para combatir el cambio climático, incluyendo su interés en avanzar firmemente en los esfuerzos nacionales necesarios para lograrlo.

 Sería grave y contradictorio que cedieran a las presiones del CCE y de CONCAMIN para modificar del Dictamen de la Ley de Transición Energética en detrimento a los esfuerzos de México para atender de fondo las causas del calentamiento global.

 Atentamente, las organizaciones abajo firmantes.

 El Centro Latinoamericano de Estudios Ambientales, Pro Natura AC, Centro Mexicano de Derecho Ambiental, El Barzón, Fundar, centro de análisis e investigación, ITDP, Grupo de Financiamiento Climático LAC, Fundación Desarrollo Sustentable, Inteligencia Pública, Bicitekas, Alianza Mexicana contra el Fracking, Latin America Regional Climate Initiative, Red de Escuelas por la Educación y Conciencia Ambiental AC y Greenpeace México.