* Urgen al Ejecutivo envíe convenios de OIT para su ratificación

-- Senadora llama a aprobar acuerdos a favor de trabajadoras

Laboral / Guadalupe Cruz Jaimes / Septiembre 17, 2012

México, DF, 17 sep 12 (CIMAC).- El Senado tiene pendiente la ratificación de los convenios 138, 156, 183 y 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), lo que implicaría cambios en la ley laboral para elevar la edad mínima para trabajar y garantizar derechos a las y los empleados con responsabilidades familiares, a las embarazadas y a las trabajadoras del hogar.

En esta 62 Legislatura, la Cámara alta tiene la tarea de ratificar estos acuerdos internacionales aprobados por México y vigilar su cumplimiento, dijo a Cimacnoticias Angélica de la Peña, senadora por el Partido de la Revolución Democrática (PRD).

El Senado debe “ver que esos tratados se cumplan y que el Estado no simule que cumple”, remarcó la legisladora, quien como política feminista, adelantó que impulsará los convenios que benefician a las mujeres de todas las edades, pues “tengo una representatividad que no voy a eludir”, aseveró.

Con base en el artículo 76 constitucional, el cual señala que la política exterior es tarea del Senado, De la Peña sostuvo que insistirá en la ratificación de los tratados firmados por México a favor de las mujeres trabajadoras.

Los convenios de la OIT que esta cámara debe avalar son el 138, que consiste en elevar de 14 a 15 la edad mínima para comenzar a laborar; el 156 sobre la igualdad de oportunidades y de trato entre trabajadores y trabajadoras con responsabilidades familiares; el 183 acerca de la protección de la maternidad de las mujeres, y el 189 sobre los derechos de las y los trabajadores del hogar.

Para iniciar el proceso de ratificación de dichos acuerdos internacionales, la senadora dirigió una excitativa al Ejecutivo “para que mande estos tratados y el Senado los apruebe”.

De la Peña destacó que es importante avalar estos convenios porque obligan a los Estados parte a reducir la desigualdad entre mujeres y hombres en el trabajo mediante la armonización de la legislación laboral.

Este hecho impulsará el empoderamiento económico de las mujeres al ampliar sus derechos, afirmó la senadora.

Aunado a los cuatro convenios de la OIT, la Cámara alta debe ratificar el protocolo facultativo del Pacto Internacional de Derechos Económicos Sociales y Culturales (PIDESC), el cual establece el reconocimiento de todos los Derechos Humanos de las personas.

La aprobación del protocolo posibilitará la creación de un comité en el que la ciudadanía podrá solicitar que el Estado cumpla los derechos establecidos en el PIDESC.

Además ampliará el ejercicio de los derechos civiles y políticos de las mujeres, de modo que gradualmente ellas se incorporarán todavía más en los espacios de decisión.

Angélica de la Peña añadió que para alcanzar “la igualdad efectiva y sustantiva” no basta con cumplir la cuota de género, se debe garantizar su participación con igualdad de oportunidades en todos los niveles de la función pública.

La senadora concluyó que un marco legal armonizado con tratados internacionales basados en un enfoque de género y de derechos, es el primer paso para generar una “nueva cultura” en la que la discriminación se erradique verdaderamente.

12/GCJ/RMB/LGL