Theresa May condena atentado en Londres; mantiene nivel de alerta.

La primera ministra británica anunció que no habrá cambios en el nivel de alerta terrorista ante el 'repulsivo' ataque en el que murieron cuatro personas .

Internacional / Redacción / Marzo 22, 2017

LONDRES.-La primera ministra británica, Theresa May, condenó el "repulsivo y depravado" atentado perpetrado enfrente del Parlamento de Londres y anunció que no habrá cambios en el nivel de alerta terrorista en el Reino Unido.

May presidió una reunión del comité de emergencia Cobra, que agrupa a los principales ministros del Gobierno, para analizar la respuesta al ataque, en el murieron cuatro personas, entre ellas el autor y un policía, y al menos veinte resultaron heridas.

Han muerto cuatro personas, 12 continúan hospitalizadas.

En una declaración a las puertas de Downing Street, su residencia y despacho oficial, la jefa del Gobierno dijo que no habrá cambios en el grado de alerta terrorista que tiene actualmente el país, calificado de "severo", el cuarto más alto de una escala de cinco.

Tras expresar su solidaridad con las víctimas y agradecer su labor a los servicios de seguridad, May afirmó que el pueblo británico no "cederá" al terrorismo.

Avanzaremos juntos, nunca cediendo al terrorismo, y nunca permitiendo que las voces del odio y el mal nos dividan", declaró.

La primera ministra dijo que el atacante escogió expresamente atentar frente al Parlamento, en el barrio de Westminster, porque es "el corazón de la capital", donde "gente de todas las nacionalidades se congrega para celebrar la democracia y la libertad de expresión".

En Downing Street, la bandera ondea a media asta, al igual que en la sede de la Policía Metropolitana de Londres (Scotland Yard), que hoy perdió a un agente.

Cuatro personas murieron y una veintena resultó herida en el ataque terrorista ante el Parlamento británico, en el que un hombre a bordo de un vehículo arrolló a los transeúntes en el puente de Westminster y posteriormente apuñaló a un policía.

El agente atacado y dos personas que estaban en el puente fallecieron, además del agresor, quien fue abatido a tiros frente al edificio del Parlamento, según confirmó la Policía.

Testigos describieron cómo el atacante arrolló a la gente que caminaba por la acera y abandonó el vehículo, un Hyundai i40 gris, tras estrellarse contra las vallas que rodean el Parlamento, para abalanzarse con un cuchillo sobre uno de los guardias que protegían Westminster.

De la veintena de heridos, doce personas han sido hospitalizadas y dos de ellas continúan en estado crítico, según fuentes médicas.

Entre los heridos hay tres policías y tres estudiantes franceses; los servicios de emergencias tuvieron que rescatar, además, a una mujer que aparentemente cayó al río Támesis cuando el vehículo del atacante se abalanzó sobre ella.

La primera ministra, que acababa de asistir a la sesión semanal de preguntas de los diputados en la Cámara de los Comunes, abandonó el Parlamento en un coche poco después del ataque sin sufrir daño alguno, confirmó Downing Street.

Por otra parte, centenares de diputados y visitantes quedaron encerrados durante horas dentro de las Casas del Parlamento y la vecina abadía de Westminster, hasta que la Policía les autorizó salir.

El alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha anunciado que más policías patrullarán en los próximos días las calles de Londres a fin de reforzar la seguridad en la capital.