Aumenta a 4 los muertos tras atentados terroristas en Londres: Scotland Yard

Internacional / Redacción / Marzo 22, 2017

Cuatro personas, entre ellas el presunto agresor, murieron este miércoles y 20 resultaron heridas en un atentado contra el mismo centro del poder británico y una de las zonas más protegidas, el parlamento de Westminster.

El sospechoso atropelló con su coche a los peatones que cruzaban el puente de Westminster, matando a 2 e hiriendo a 20, y se dirigió luego al recinto del Parlamento, donde acuchilló a una policía antes de ser abatido.

"Desgraciadamente puedo confirmar que 4 personas murieron. Entre ellas, la policía que protegía el Parlamento y un hombre que se cree que era el agresor, que fue abatido por un policía", dijo el principal responsable antiterrorista de la policía británica mejor conocida como Scotland Yard, Mark Rowley.

Un médico del Hospital de Saint Thomas, que se encuentra a 200 metros del lugar de los hechos, y que atendió a las víctimas, descrbió sus heridas como "catastróficas".

El atentado dio paso a escenas de caos y pánico. La gente corría por las calles de Westminster, los diputados se encerraron en sus oficinas, y el sonido de las sirenas y los helicópteros se apoderó de todo el centro de Londres.

Una mujer fue rescatada con heridas graves del río Támesis, informó la Autoridad Portuaria.

La primera ministra Theresa May presidirá en las próximas horas una reunión de su gabinete de crisis en su residencia de Downing Street, muy cerca del lugar del ataque.

El ex ministro polaco de Relaciones Exteriores Radoslaw Sikorski, que estaba en el lugar, y publicó imágenes en la red social Twitter, explicó que "un coche atropelló a cinco personas en el puente de Westminster".

"Oí lo que me pareció que era una colisión, miré por la ventana del taxi, y vi a alguien por el suelo, muy mal. Luego vi a otra persona, que también estaba mal, y otras tres, una sangrando profusamente", dijo luego a la BBC.

"Estamos considerando esto como un acto terrorista mientras no tengamos otros elementos que lo contradigan", dijo rápidamente la policía.

El atentado se produjo el día en que Bruselas conmemoraba el primer aniversario de los ataques que dejaron 32 muertos en el aeropuerto y el metro de aquella ciudad.

Londres sufrió en julio de 2005 unos atentados contra los transportes públicos que dejaron 56 muertos, incluyendo a los cuatro hombres que los perpetraron.

El diputado y líder de la Cámara de los Comunes, David Lidington, ofreció los primeros detalles del atentado al explicar que un "policía fue acuchillado" y "el presunto asaltante impactado por la policía".

El área de Westminster, con el Big Ben, la sede del Parlamento y la mayoría de ministerios y dependencias gubernamentales, es muy concurrida por turistas y funcionarios.

En la escala de amenaza terrorista que mantienen las autoridades británicas, el nivel es 'severo', el segundo más alto, lo que significa que es 'altamente probable' que haya atentados.

"Hemos desplazado un número de efectivos a la escena, incluyendo ambulancias, la Ambulancia Aérea de Londres, y equipos de respuesta a sustancias peligrosas", explicó la vicedirectora del servicio de ambulancias de Londres, Pauline Cranmer.

"Estamos trabajando con otros miembros de los equipos de emergencia en la escena, siendo nuestra prioridad asegurarnos de que los pacientes reciben asistencia médica tan pronto como sea posible", añadió, tildando el incidente de "mayor".

La estación de metro más próxima al Parlamento, Westminster, fue cerrada al público, y la policía pidió a la gente que evitara las zonas de Whitehall, los puentes de Westminster y Lamberth, la calle Victoria y el embarcadero de Victoria, así como la zona de Embankment, para permitir el tránsito de los servicios de emergencia.