Fallece Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”

Espectáculos / Redacción / Noviembre 28, 2014

A la edad de 85 años, falleció el actor Roberto Gómez Bolaños, quien diera vida a muchos personajes en su programa Chespirito.

Diversos personajes del medio artístico y televisivo confirmaron la noticia y manifestaron su tristeza a través de sus cuentas de redes sociales

El creador de los personajes de la popular serie “El Chavo del 8″ comenzó su carrera entre 1960 y 1965 escribiendo guiones para los programas de cómicos.

Roberto Gómez Bolaños nació un 21 de febrero de 1929 en la Ciudad de México y pese a que en los últimos años se juega la broma de su muerte en las redes sociales, él lo toma con gracia y han sido varias veces las que ha tenido que desmentir tal noticia a tráves de su cuenta de 140 caracteres. El escritor, humorista, dibujante, compositor y publicista se ha casado dos veces, la primera en 1968 con Graciela Fernández y en 2004 con Florinda Meza, aunque desde décadas atrás, la pareja ya vivía su amor en plenitud. Tiene seis hijos: Roberto, Marcela, Teresa, Graciela, Paulina y Cecilia.
 
Su apodo, "Chespirito", es una forma castellanizada del vocablo en inglés: Shakespeare, el mote se lo puso el director de cine, Agustín P. Delgado, quien consideraba al actor como un pequeño Shakespeare. El padre de "El Chavo", "El Chompiras", “El doctor Chapatín” y "El Chapulín Colorado", estudió ingeniera, pero jamás ejerció, desde siempre le gustó escribir, se inició como creativo publicitario cuando tenía 22 años y en la década de los años 50, el actor se volvió guionista en radio y en televisión, incluso para cine. Durante una década escribió los libretos de unitarios de "Cómicos y canciones" y "Estudio de Pedro Vargas". A finales de 1968 comenzaba la carrera como histrión de "Chespirito" mientras daba rienda a su pasión en programas como "Los súper genios de la mesa cuadrada" y "El ciudadano Gómez".
 
En 1970 se estrena la serie "Chespirito" donde se presentaban distintos sketches, en ese espacio nació el personaje de "El Chapulín Colorado" y un año después "El Chavo del Ocho", estos papeles que encarnaba el humorista abrieron las puertas del mercado internacional a la televisión mexicana. En 1973, cada personaje tenía su propio programa y se transmitían en casi toda América Latina.
 
Actualmente sus series se siguen transmitiendo en América Latina y España, con el audio original, pero también transmitidas con diferentes doblajes a otros idiomas en más de 10 países.