Simulación, incongruencia y estupidez en campañas

Editorial / René Martínez Bravo / Mayo 26, 2015

La simulación, la incongruencia y estupidez ha sido la marca de las campañas políticas a nivel nacional, sin duda los partidos han perdido la brújula, y no se diga los candidatos, han olvidado para que son éstas y se han dedicado a denostar al contrario, sellándolas de una forma tan indecorosa como miserables a más no poder, se conducen con una falta de respeto al electorado como nunca hubiésemos imaginado.

Confirman una vez más el importamadrismo y desdén tan descaradamente demostrado a lo largo de muchos años hacia quienes supuestamente solicitan el voto para conseguir el puesto de elección popular que cada cual busca.

De nada han servido “parches y reformas” hechas en el rubro electoral, el ataque grosero y corriente de todos contra todos han logrado calar profundo en la gente, consiguiendo desanimo y decepción entre la población, no falta quien afirme que esta es la clase de políticos que los mexicanos merecemos, pero no, están equivocados, estamos hartos de esta actitud llena de podredumbre humana. Se ha perdido el pudor y honor irremisiblemente y sin remedio.

“La guerra sucia ha rebasado totalmente a las propuestas y el público receptor se encuentra confundido, de nada ha servido el llamado del árbitro electoral para la realización de una campaña de altura. Ya nada será igual, la esperanza está perdida, y los dineros usados en busca de una democracia se han ido por el retrete…lamentablemente ese es el sentir general y solo lograran alejar de las urnas al elector.

Sin rubor alguno, las huestes del Partido Acción Nacional comandados por los “cabecistas” han arremetido con furia desmedida en contra de la autoridad municipal en Reynosa, con el solo interés de perjudicar mediáticamente a sus adversarios del tricolor, con tal acción dan a ver la desesperación que les embarga al darse cuenta que sus abanderados no levantan como esperaban.

Se dice que en política todo se vale, pero deben tener el decoro de documentar su dicho, el “vocero” de los azules reconoce carecer de dichas pruebas, en otras palabras, entonces hay indicios de falsedad en lo que afirman, amén de que sin duda, estarían “escupiendo hacia arriba”.

Es del dominio público, que durante la administración del ahora senador García Cabeza de Vaca, su hermano Manuel, contaba con una oficina de gestoría en el edificio Bancomer, ubicado frente al Palacio Municipal, donde atendía a proveedores y constructores para autorizar obras y pagos a quienes aceptaban sus “arreglos”, tanto de COMAPA como del Ayuntamiento. Hinchados de billetes quedaron, si no creen, chequen propiedades y negocios con que ahora cuentan, esto, después de encontrarse completamente en quiebra.

A propósito de “dichos sin documentar”, el famoso señalamiento de que la empresa “Industrial Bernal” entregó millonarios “moches” a las autoridades municipales en esta frontera a cambio de obras ha sido desmentida por el propietario de ésta, asegurando que jamás incurrió en este tipo de anomalías, y que exigirá se repare el daño moral que se le ha hecho.

Lo dicho, es una pena el nivel tan bajo al que se ha llegado con el afán de lograr una curul, estamos ciertos que ya le encontraron el gusto a seguir de parásitos chupando de la ubre presupuestal.