Al Momento-

Llaman Niñas, niños y adolescentes a ser incluidos en los planes a futuro para las sociedades

• Conversan adolescentes sobre sus perspectivas del futuro, medio ambiente, derecho a la salud, migración y refugio, violencia sexual infantil, feminismos en edades tempranas, niñez y juventud indígena, participación e inclusión.

Derechos Humanos / Lidia Bonilla / Septiembre 08, 2021

8 de septiembre de 2021.- Comparten niñas, niños, adolescentes y jóvenes de Latinoamérica  experiencias y vivencias en  el ejercicio de sus derechos humanos y lo que les depara el futuro a ellas y ellos con base en lo que hoy viven, esto, en el marco del Seminario #NuestroFuturo en la Era Covid-19 #PorLaInclusión, realizado  gracias a la Iniciativa Tejiendo Redes Infancia para América Latina y el Caribe, la Red por la Infancia y la Adolescencia de Puebla (RIA) y la Red de Observadores y Defensores de Derechos Humanos en México (RODD), en Puebla, México.

Entre las experiencias planteadas estuvo la de Fernando, quién hablo de las víctimas directas de la desaparición forzada, “Voz de los Desaparecidos”;  el joven aseguró que la impunidad y la violencia son los verdaderos creadores de las lamentables cifras de desaparición y que la desaparición forzada ha matado más personas que el virus que provocó la pandemia.

 A su vez, Paola, relató su experiencia dentro del proyecto “Los criadores de la vida”,  enfocándose a “Mi planeta, mis derechos”,  explicando “Es una actividad que se hace con niños, ellos siembran y observan la germinación y aprendan a criar a un ser vivo y comprendan la subsistencia alimentaria. Destacando que la participación latinoamericana de los derechos ecológicos son actividades con objetivos para exigir a las autoridades responder a las problemáticas ambientales como proteger ríos y bosques”.

Daniel por su parte  habló sobre los derechos a la salud, con el tema  “Una nueva esperanza”, opinando  que la salud podría definirse como un equilibrio entre las cosas que los rodean, considera que se dividen en físico, mental y social. “No hay que tener miedo a fallar e intentar cosas nuevas, pues es parte de un aprendizaje que puede ayudarte a tener mejor resiliencia mental (la capacidad de adaptarse a las vicisitudes) y por ende la mejora de salud mental”, explico.

Sobre migración y refugio, Vianni recordó que la fundación JUCONI, tiene un programa de acogimiento familiar para brindar cuidados alternativos parentales a niños, niñas y adolescentes cuyos derechos se están vulnerando debido a la migración. “Existen leyes, dijo,  que protegen los derechos de los niñas y niños”.

Con el tema  “Ya basta, con los niños NO”,  Ximena  explicó  que hay otras acciones consideradas como  abuso sexual infantil,  no solo al acto de violación; también, dijo,  entran en esa categoría cosas como incitar a ver contenido sexual, obligar a que te toquen o tocar partes íntimas y que en la mayoría de los casos los abusos sexuales se cometen por parte de personas cercanas e incluso familiares de la niña,  niño o adolescente. Es un mito erróneo, preciso,  pensar que son casos aislados y ejecutados por extraños.

Alejandra y Keissy, de Colectiva Telaraña Violeta iinvitaron a reflexionar en torno a ¿Por qué estereotipamos los juegos de los niños y las niñas? ¿Porque las niñas juegan con muñecas y los niños con pelota? La clave para romper actitudes que generan desigualdad es cuestionarse el porqué de las reglas de convivencia que establece la sociedad.

Víctor,  de Jóvenes Articulando Territorios, hablo de “Juventudes indígenas rurales y los ODS: Retos y oportunidades frente al Covid-19”. Explicó el proceso de acompañamiento a las comunidades indígenas, que incluye trabajo comunitario. “En esta etapa conocen junto con los actores de la comunidad cuáles son las problemáticas y necesidades, después se hace la gestión del proyecto donde suman a madres y padres de familia, niños, niñas, jóvenes y autoridades locales, organizaciones que tienen presencia en el territorio así  como financiadores esto para poder hacer posible su proyecto”.

Diego y Concepción, de Niños Acatecos, evidenciaron la dificultad de la niñez y adolescencia  pertenecientes a comunidades indígenas  para el acceso a la educación: “Cuando llegó la pandemia, muchos de nuestros compañeros no tenían acceso a internet o señal, por lo cual se les dificultó el acceso a la educación, además, de que el acceso a la universidad más cercana que queda a una hora de distancia y es muy difícil tener acceso a educación superior”.

Otro joven, Carlos Enrique Reyes Valentín, de ODENNAP, hablo del “Derecho a la palabra”. Señaló que hablar es un acto colectivo, el poder de la palabra construye leyes, realidades y política “es a partir de las palabras que podemos soñar con un mundo mejor” dijo..

A través de un vídeo, Julia, Lucia y Victoria, jóvenes que están terminando la secundaria hablaron de los retos que experimentan niñas, niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad.

Madaí de RODD Mx, dejo en claro  que el derecho a la participación se ejerce a través de la acción. “La misión de la RODD es trascender en pequeñas conductas que impacten en la vida de niños, niñas, adolescentes y adultos y que sea un espacio inclusivo para que todos puedan opinar y ejercer sus derechos”.

Para clausurar el encuentro de niñas, niños y adolescentes, que fue moderado por Valeria y Karen,  estuvo  Juan Martín Pérez, Coordinador Regional Tejiendo Redes Infancia, quien apuntó que: “A este virus que causa Covid-19, le gustó el planeta y se está quedando más tiempo de lo que pensábamos, tenemos que adaptarnos a vivir en un mundo hibrido”.

Antes de concluir, anunció que el 9 de septiembre en Santiago de Chile, habrá otro encuentro  para el diálogo y la primera semana de octubre,  República Dominicana  tendrá igual  un encuentro híbrido como parte de la agenda denominada #NuestroFuturo en la era Covid-19.

 La retransmisión de este programa está disponible en el siguiente enlace: https://youtu.be/4FS9bmdseyM