Priva el miedo a que lleguen a sacarlos en la noche de sus casas por el Cablebús

Amenaza de despojo enferma a mujer mayor, director de empresa desdeña situación

Derechos Humanos / Lidia Bonilla / Febrero 04, 2020

Ciudad de México, febrero de 2020.- Ante la desinformación, las amenazas, las ambigüedades entre autoridades de la Alcaldía, la Jefatura de Gobierno y el Sistema de Transporte Cablebús, varias personas entre las que se encuentra la señora María de la luz Villagrán Chávez, se han visto afectadas en su salud con daño psicológico por la incertidumbre y el miedo de que vayan a sacarlos en la noche de sus propiedades.

 “Se me va el sueño nada más de pensar que puedan llegar en la noche a sacarnos de ahí. Y si nos quedamos por ahí cerca, nos puede pasar algo. Ese es el miedo. Y como dijeron que iban a expropiar, esa gente que llegó ese día en bolita, los de los otros países, por eso”, revela la señora Villagrán Chávez, quien vive en la calle Canek, en la colonia Castillo Chico de Cuautepec.

 En octubre llegó una persona de la delegación (alcaldía de Gustavo A. Madero), quien nos dijo que nos iban a comprar el lote porque iban a hacer el Cablebús, expresó Mónica Rojas Villagrán, hija de la señora María de la luz Villagrán. “Me dejó un número telefónico que resultó ser inocuo, no era de él, era un número falso”.

 Días después, ese mismo octubre del año pasado, volvieron a ir como 12 personas fuera de su domicilio en la calle Canek y comenzaron a decirse entre ellos que iban a ir al siguiente día para , perforar, que iban a salir las ratas porque se iba a dañar el drenaje e iban a cerrar las calles.

 Una de las personas que estaba preguntó que, si les habían notificado a los vecinos que iban a realizar los estudios de mecánica de suelos, pero al señalarle que no lo hicieron y preguntarle que de dónde iba, la respuesta fue de la luz (Comisión Federal de Electricidad), pero eso “esa fue una vil mentira porque no eran de la luz. Eran del Cablebús, y platicaban que iba a llegar a perforar al otro día a las 7 de la mañana”.

 De hecho, llegaron al siguiente día, pero “no los dejamos entrar porque nadie nos notificó nada. Iban con las máquinas. Quedaron que iban a ir de la delegación a hablar con nosotros, estuvimos todos los vecinos y nunca llegaron”, relató Mónica Rojas.

 Su hermano Óscar, quien tiene incapacidad laboral por una lesión en la columna vertebral, dio a conocer que su mamá tiene problemas para dormir, porque “tiene miedo, se nos puso muy mal”.

 Le preguntaron al director General del Sistema de Transporte Cablebús, Manuel Fernando Galindo Altamirano que qué se podía hacer si mi mamá se llegaba a poner enferma y necesitara hospitalización derivado del miedo y angustia que sufre desde que les amenazaron con quitarles sus casas y el día que fue a la Asamblea informativa “nos dijo que ni modo, que así es esto”.

 Posteriormente, ya en el mes de diciembre de 2019 volvieron a ir los ingenieros de las empresas extranjeras encargadas del proyecto, y nuevamente la señora se puso delicada de salud.

 A la señora Villagrán Chávez ni a sus hijos se les hace justo que les quieran quita su patrimonio de más de 70 años de trabajo, “para que nada más nos diga la señora (Claudia Sheinbaum) que nos va a quitar, pues no”.

 “Nuestra respuesta va a ser no y pues a ver qué va a pasar”, dijo Mónica Rojas, quien reveló que, en Ecatepec, donde hicieron su Cablebús, les relataron que “mucha gente desapareció, la desaparecieron porque se negaban” a dejar sus predios.

 Pero en su caso, dijo, “es nuestro patrimonio. Donde vivimos, viven cuatro familias. Y dónde nos vamos a ir todos. Por eso no estamos de acuerdo”.