FitBit Charge: el monitor de actividad se hace pulsera cuantificadora con pantalla

Con este cómodo dispositivo se pueden observar diversos parámetros que nos servirán para llevar una vida más saludable, como son los pasos andados, la distancia recorrida, las calorías quemadas, los minutos activos y las alturas

Curiosidades y más... / Redacción / Diciembre 12, 2014

De aspecto similar al modelo Flex, este dispositivo tiene una sorpresa que se aprecia nada más tenerlo en la mano. Aquel modelo (lanzado en 2013) resultó ser un concepto insuficiente y alejado de los aparatos para deporistas, pero ahora se ha dado un paso adelante al incorporar una pequeña pero práctica pantalla digital que devuelve los datos contabilizados.

FitBit Charge, que acaba de llegar a España, es una pequeñaevolución del monitor de la actividad física pero, en lugar de tener forma de pinza como el One, es una pulsera de goma que se adapta perfectamente a la muñeca. Este es uno de los mejores aspectos puesto que, de verdad, nos hace las veces de complemento y tiene un diseño excepcional. De esta manera, la firma especializada en comercializar aparatos cuantificadores se pone al día respecto a otros rivales.

Al igual que otros modelos similares, con esta pulsera cuantificadora podemos observar diversos parámetros en tiempo real que nos servirán para llevar una vida más saludable, como son los pasos andados (se estima que unos 10 mil deberían ser los recomendables), la distancia recorrida, las calorías quemadas, los minutos activos y las alturas. Una versión superior, Charge HR, incorpora un sensor de pulsaciones, que lo hace aún más atractivo.

Y lo hace sin necesidad de estar permanentemente conectado a un dispositivo matriz, como puede ser un teléfono móvil inteligente («smartphone», por su denominación anglosajona), con lo que, además de estos datos, tendremos en nuestra muñeca un práctico reloj, alarma y un cronómetro en caso de mantener pulsado el botón físico ubicado de forma discreta en el lateral derecho de la pulsera.

Gracias a una aplicación móvil (iOS y Android) se amplían funcionalidades y se puede consultar la gráfica con los datos totales, además de tener presente las horas de sueño acumuladas, que nos dan una pincelada de lo descansamos que estamos para afrontar el día. Tener acceso a esta información básica nos puede ayudar a mejorar nuestro peso (es posible establecer retos y metas personalizadas).

Claro que no estamos ante un dispositivo pensado para corredores y amantes del running niincorpora un sistema de geolocalización, pero la propuesta comple sus propósitos. Sin embargo, sí es posible establecer periodos de ejercicio e incorporar (de forma manual) los vasos y calorías consumidas, con lo que en caso de poner las calorías necesarias para cumplimentar una dieta equilibrada podremos seguir una serie de pautas para mejorar físicamente.

La sincronización con la aplicación es rápida y veloz. En pocos segundos, al tener activado la conexión Bluetooth los datos cosechados se transfieren a la herramienta en donde, como decimos, podremos echar un vistazo a la información. Desde la «app» aparecen los llamados desafíos, que nos sirve de motivación. Trabaja con un concepto de competición, ya que podremos mandar alertas a modo de «pique» con amigos registrados previamente. Puede servir, por ejemplo, para que las parejas se sientan obligadas a andar cada día.

Una de las cosas que supera a otros rivales es que, en caso de tener cerca el teléfono móvil, la pulsera muestra las llamadas entrantes. La batería es, sin duda, otro de sus grandes logros, puesto que su durabilidad es muy extensa y llega a la semana sin problema alguno. Esta pulsera viene inicialmente en dos colores (azul y negro) pero se añadirán otros dos (burdeos y pizarra). Su precio es de 129.95 euros.