MININOTICIERO DE ALEJANDRO.

El COVID19

Columnistas / Redacción Conurbada / Marzo 25, 2020

Por Alejandro Alemán Treviño

FRASES   P´A LOS BRONCES.

CHIQUITO COMO ME VEN, SACUDÍ  A LAS POTENCIAS MÁS PODEROSAS DEL MUNDO

COVID 19

Está de moda y es imprescindible escribir sobre la epidemia que está asolando al mundo entero. Entre las medidas que recomiendan y sugieren todos los gobiernos; quién no los ha escuchado; están permanecer en sus domicilios, mantener una higiene personal exagerada y usar los aditamentos que evitan, según los expertos, el contagio; como el uso de cubrebocas, guantes y ropa bien lavada, además de utilizar gel antibacterial antes y después de tocar objetos de uso diario. Además invitan a la población a evitar el contacto con otra gente, así sea devota de San Judas Tadeo. Hay que evitar a toda costa el contacto con otra gente. Yo por lo pronto ya le pedí el divorcio a mi esposa y claro, jamás permitiré que Maribel Guardia se me restriegue. Hay que cuidarse, faltaba más.

Me llegó por internet, un MAPAMUNDI que nos da información en todos los países del avance de la enfermedad al instante. Siempre he sabido de las pandemias que han asolado al mundo entero, como la peste bubónica o negra, que causó el fallecimiento, aseguran, de 300 millones durante el siglo XIV; la viruela negra que originó la muerte de 300 millones, entre ellos estuvo el Tlatoani Cuitláhuac. Las pandemias no solo se originaron en nuestra era; ya la peste de la guerra del Peloponeso brotó en el año de 430 A.C. La información que nos llega, si verídica, nos dice que la mortalidad producida por el coronavirus no se asemeja todavía, a los datos de otras pandemias.

Un grupo de decrépitos octogenarios; algunos rasguñando  ya los 90 nos juntamos 2 veces por semana a recordar la nostalgia, a criticar al gobierno y a perder un tiempo que ya hace tiempo fue perdido. Entre las conversaciones, hoy en día, surge el miedo y las instrucciones dadas por el gobierno para prevenir el contagio del COVID 19, brotan, a veces, opiniones contradictorias, como la de un compañero, a quién respeto mucho, que opina que la mortal influenza es un  invento del Gobierno para desviar nuestra atención o la de otro que afirma que la enfermedad es solo como una gripa un poco más fuerte. Como quiera que sea, nosotros no usamos cubrebocas,  salimos a lugares más o menos concurridos y no evitamos las aglomeraciones; total la edad octogenaria y el coronavirus nos mantienen a igual distancia de la eternidad.

Voy a dejar que los jóvenes inexpertos de 50 años se cuiden, pero  comparando  las estadísticas de las pandemias históricas con la actual, presiento que la vamos a librar con ventaja

 

 

La estupidez humana es inconmensurable.                              uriale10 @hotmail.com

 

ALEJANDRO.