MÁS CAMBIOS, FUERA SECRETARIOS…

Columnistas / José Luis Castillo / Agosto 08, 2018

La serie de conflictos en las dependencias y la poca respuesta que se ha dado a los ciudadanos, ha generado en algunas de las secretarias de la administración estatal, los primeros estragos,  en la mesa de quien manda en Tamaulipas, están los nombres de los nuevos personajes que pudieran acompañar en su encomienda a Francisco Javier García Cabeza de Vaca.

Al secretario de Educación Héctor Escobar Salazar, desde el viernes le fue solicitada su renuncia al cargo como titular de esa área, se sabe que el documento está en manos de Cesar Augusto Verástegui Ostos, “el truco”,  quien la solicitó por instrucciones del primer mandatario.

Hay quien pudiera negar la especie, a quien le pareciera descabellada la información o el dato, pero para nadie es desconocido que desde la llegada de Escobar, a esta dependencia, se generaron una serie de conflictos que derivaron problemas serios para la administración estatal, la primera de ellas la retención de pagos a maestros y que hasta la fecha, algunos permanecen en ese status.

Los personajes en la Secretaria de Educación, cometieron serios errores que ha tenido que resolver el mismo Gobernador del Estado, quien ha pasado vergüenzas, por culpa de quien no ha sabido cumplir con sus encomienda, y lo que es peor, ha tenido que ordenar cuando y como se deben hacer las cosas, sobre todo en lo que se refiere a trámites y pagos.

A la fecha existen casos de maestros y trabajadores de la educación que aún enfrentan la retención de pagos, que porque son aviadores, aun cuando se ha demostrado lo contrario, todo ello abono y hay que decirlo a que el desencanto azul llegara pronto y eso no es más que culpa también de quienes llegaron a la Secretaria de Educación.

Lo cierto es que, la falta de pagos, de estímulos, la venta de un equipo y programas de cómputo, entre funcionarios y que afectó a miles de maestros, aunado a la paralización de trámites de nuevas bases, cambios, adscripciones, contratos y hasta la congelación de horas clase, ya tiene consecuencias, se van unos cuantos.

Al joven secretario desde el viernes que entregó ese documento, ya no se le ve en la secretaria de educación, el lunes en la reunión de gabinete en la casa Tam, tampoco estuvo presente, pues no fue convocado, por eso es que ahora cobra más fuerza “de que se va, se va”.

Existen voces que refieren que las renuncias son “voluntarias”, pero hay que decirlo, la simulación que realizan algunos de los protagonistas de la administración de los “vientos de cambio”, quedó al descubierto en la pasada elección que no dejó para nada contento a quien manda en la entidad y sobre todo, porque quedó de manifiesto, que hay un malestar ciudadano, basado en el mal actuar de algunos servidores públicos.

Bienestar Social y la Secretaria de Salud, también se encuentran en la antesala de los cambios, así es que Gloria Molina Gamboa, a pesar del trabajo, pero con pocos resultados que ha mostrado, empieza a empacar maletas para dejar Tamaulipas, al no cumplir con las expectativas que se habían hecho sobre su persona.

Para la Secretaria de Salud, se requería de un médico o de una profesional en la medicina, se decía en los tiempos de la “pedante”, Lydia Madero, sin embargo, poco o nada ha cambiado en la institución, clínicas y hospitales, en donde las cosas están de mal en peor y donde se requiere de una mano dura, pero con conocimiento político para dar los resultados deseados.

La administración pública no riñe con la política, al contrario lo que la gente necesita son soluciones, respuestas a sus necesidades y al menos en estas dos dependencias solo se ha encontrado represión y mal trato, hay quien llegó con la intención de servirse y no de servir, de cobrar venganzas y no de hacer alianzas y eso hoy tiene sus consecuencias, simplemente se van.

De Bienestar Social, que le puedo decir, la poca experiencia y falta de conocimiento en el área que manera Álvaro Humberto Barrientos Barrón, no ha dado los resultados deseados, la falta de sensibilidad, tacto y trabajo político, ha llevado al desencanto ciudadano, peor aún, porque perdió su verdadera esencia, apoyar a las clases sociales.

Estamos en tiempo y forma, el gobernador del estado sabe que son tiempo de cambios y que debe dar un golpe de timón, simplemente porque hay funcionarios que nada ayudan y mucho estorban para consolidar su proyecto de estado y lo que es mucho peor, llegaron a servirse, no ha servir al ciudadano y por eso es “de que se van, se van”, con todo y sus más cercanos colaboradores, ya vera.

¿Quién llega?, hay sorpresas, algunos perdedores de la contienda electoral pasada tendrán un nueva oportunidad, ya le daremos nombres, pero Matamoros y Tampico, tendrán representantes, así las cosas…

Mi correo joseluis_castillogtz@hotmail.com