Américo está de fiesta

Columnistas / Oscar Contreras Nava / Agosto 08, 2018

Después de que ciudadanos, organizaciones de derechos humanos y de los tamaulipecos desaparecidos protestaron, sobre el porqué Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente de la República, no había incluido a Tamaulipas en sus foros para la paz nacional, a pesar de ser una entidad con los mayores índices de inseguridad, se pudo constatar que el estado no se encuentra en la agenda presidencial para la seguridad.

Esto nos imaginamos que causó cierta sorpresa en el equipo de AMLO, ya que de inmediato reviraron y se incorporó a Tamaulipas en los estados elegidos para realizar uno de los foros, pero hasta el 22 de agosto, dos días antes de que presenten los resultados que se obtuvieron del recorrido por el país.

Es decir que AMLO y el equipo que encabeza Patricia Ortiz le hicieron un favor a la entidad, cuando fue incluida en sus foros y por supuesto que los tamaulipecos deberían estar agradecidos por tal descuido, perdón, quisimos decir por la inclusión.

Sin duda que este simple hecho nos señala que al señor López lo que más le importa es ir a los estados y ciudades donde obtuvo mayor votación, pero a sus estrategas se les olvida que en septiembre inicia el proceso electoral, que renovará el Congreso de Tamaulipas y a la gente no se le va olvidar que nunca fueron tomados en cuenta para estos encuentros.

Cabe señalar que AMLO estuvo en Ciudad Juárez en el inicio de los foros y les pidió a los juarenses que perdonen, pero al escucharlo, las víctimas que estaban en primera fila, donde estaban las madres de desaparecidos y masacrados, así como personas torturadas y desplazados, le contestaron de forma tajante:

“¡No! Sin justicia no hay perdón” y “ni perdón ni olvido”.

¿Qué les parece? Con esto nos damos cuenta que el carisma y la confianza que aún le tiene la gente al señor López, no le alcanza para pedirle a los afectados por la violencia, que perdonen a los delincuentes, y si va a continuar así por todo el país, debemos entender que nunca pudo comprender el gran dolor que causa la ausencia de un familiar por consecuencia de la violencia.

AMLO tiene una lectura muy diferente de lo que necesita el país para su pacificación y si no lo entiende, es posible que poco a poco vaya perdiendo la confianza de los mexicanos. 

Por lo pronto, el cardiólogo Américo Villarreal Anaya dice que Tamaulipas está de fiesta, porque AMLO recibirá su constancia de mayoría este miércoles ocho de agosto y la verdad esto no es cierto.

Están de fiesta sólo aquellos quienes ganaron una posición en el Congreso de la Unión gracias a los 18 años de campaña permanente que López hizo durante este tiempo y los llevó a ocupar una curul. ¿Verdad?

Así que sólo aquellos oportunistas como él y sus demás compañeros de Morena que ganaron las elecciones están de fiesta, porque AMLO al estado ni lo ve, ni lo oye y para muestra, ahí están los foros de pacificación. ¿O no?

http://oscarcontrerastamaulipeco.mx