El alcalde que cobrará un peso de sueldo

Columnistas / Juan R. de la Sota / Agosto 04, 2018

Está comprobado que la senadora Guadalupe Flores Valdés, es una dama trabajadora, disciplinada, honesta, con capacidad y experiencia en la política y con gran lealtad al Partido Revolucionario Institucional, por lo que tiene voz y voto para exigir el cambio inmediato de la dirigencia estatal del partido tricolor en Tamaulipas.

La ex líder del Congreso de Tamaulipas, demostró valor, determinación, valentía y que hará todo lo posible para que se de la renovación en aras de salvar al PRI de la tumba política.

Eso debieron hacer desde hace tiempo los políticos priistas varones que permanecen agazapados atendiendo ordenes de los últimos dos ex gobernadores priistas que se aferran en seguir dañando y quitando militancia al partido tricolor en el Estado, al obedecer a otros intereses.

Sin duda, la también ex dirigente del sector campesino del PRI, se enfrenta a fuertes intereses de los que mantienen la terquedad de seguir manejando este partido y que son los protectores de la actual dirigencia.

 Sin embargo, se observa un gran valor de Flores Valdés y que esto no le interesa, sino lo que le importa es recuperar con urgencia la unidad del priismo estatal y realizar un trabajo conciliado para competir con  fuerza y resultados en próximas elecciones.

Lupita Flores, urgió la realización de cambios en la dirigencia estatal, por salud propia del PRI y tras la debacle que se tuvo.

Incluso tanto es su interés porque el PRI, se fortalezca que propuso no esperar que a nivel nacional les digan lo que hay que hacer cuando en Tamaulipas saben lo que se necesita.

Dijo que este cambio es necesario para que el PRI se active y para ello hay buenos prospectos de hombres y mujeres que pueden dirigir al partido con más entusiasmo para generar optimismo y esperanza a la militancia de que las cosas se pueden componer.

No dio nombres, pero aseguró que hay gente muy valiosa que reúne el perfil  y planteó se le dpe la oportunidad a la juventud que puede ser mezclada con la experiencia para que vayan a recorrer el Estado, pero urge porque en septiembre inicia el proceso electoral para renovar al Congreso de Tamaulipas.

Reiteró que lo primordial ahorita es la unidad al interior del PRI para poder enfrentar los comicios del año 2019 y los que consideró muy complicados.

La urgencia de renovar la dirigencia del PRI por parte de reconocidos  militantes priistas ya inició, seguramente se unirán más políticos de este partido para llevar a cabo el cambio, a lo cual habrá fuerte resistencia de quienes en los últimos años se apropiaron del PRI para hacer negocios y no política a favor de la gente.

Hay buenos políticos para dirigir al PRI, entre los que figuran Enrique Cárdenas del Avellano, Ramiro Ramos Salinas, Oscar Almaraz Smer, Oscar Luebbert Gutiérrez, Guadalupe Flores Valdez, Emilio Grimaldo, Roberto Rodríguez Barba, Ricardo Rodríguez Martínez, Carlos Morris, Laura  Graciela de la Garza Montoto.

Juan Alonso Camarillo, Luis Enrique Arreola Vidal, Anto Tovar, Humberto Valdez Richaud, Serapio Cantú Barragán, entre otros, quienes tienen la capacidad para rescatarlo, fortalecerlo y devolverle su competitividad.

Todos ellos puede participar en un proceso democrático, para que sean los priistas de Tamaulipas, se tiene que tomar en cuenta a las bases, que estas sean las que decidan quienes serán sus próximos dirigentes, no los que se fueron del Estado con los bolsillos repletos de dinero.

Es decir que todos formen parte de la dirigencia partidista y que con gran unidad y trabajo busquen las acciones necesarias para recuperar la confianza y la fuerza al partido tricolor.

Reitero, la elección de los próximos directivos del PRI tienen que abrirla a la ciudadanía, es decir que sean los priistas tamaulipecos los que decían quienes serán sus próximos dirigentes, porque practicar la imposición y el dedazo y mantener al instituto político en una línea antidemocrática, lo llevarían nuevamente al fracaso electoral.

Cambio de tema, para resaltar que Adrian Esper Cárdenas, presidente municipal electo de Ciudad Valles, San Luis Potosí, anunció que su sueldo será de un peso y afirmó que su gobierno será el más austero de la historia, ya que no cobrará al erario ni por viáticos presidenciales.

Adrian, quien ganó la elección a través de la candidatura independiente, es nieto del bien recordado ex gobernador de Tamaulipas, don Enrique Cárdenas González.

Esper Cárdenas, obtuvo 28 mil 536 votos, con los que se avaló su triunfo.

El segundo lugar de la elección lo logró David Armando Medina de la Coalición PAN-PRD y Movimiento Ciudadano, con 26mil 788 sufragios.

El alcalde electo independiente, advirtió que reducirá a la mitad el sueldo de todos los funcionarios de la Administración Municipal a su cargo y que no comprará ni  rentará vehículos para uso de servidores públicos, sólo adquirirá unidades automotrices para brindar los diversos servicios públicos a la ciudadanía.

Este es un ejemplo para los 43 alcaldes electos de Tamaulipas, pues es una muestra que el único interés de Esper, es hacer realidad el concepto de política que es el arte de servir a la gente y no ir a amasar una fortuna, como lo han hecho varios ex diles tamaulipecos, quienes no han podido comprobar el gasto correcto del dinero del pueblo.

El muchacho deja constancia que su ambición no es el dinero, pues tiene mucho y que ha logrado con esfuerzo y trabajo y que su única razón  de gobernar es para atender las necesidades de los ciudadanos.

Está en la mesa el ejemplo del alcalde electo de Valles y ojalá presidentes municipales tamaulipecos  lo practiquen, acción que el pueblo les agradecería, pues su sueldo podría invertirse en acciones de salud, educación y seguridad pública.

 En otro asunto, la mediocridad e improductividad de la actual Legislatura del Estado, sigue vigente, lo que ha generado profunda decepción entre los tamaulipecos, al sentirse desprotegidos, desamparados, desairados y hasta agredidos legislativamente por parte de sus diputados.

La gente no conoce a sus legisladores, no sabe quienes los representan en el Congreso del Estado y su impopularidad es producto del incumplimiento de su obligación, responsabilidad y los compromisos contraídos con la ciudadanía.

 La sociedad lamenta, repudia, critica y rechaza la deficiencia de estos representantes populares que no le han sabido responder a los tamaulipecos en atender asuntos prioritarios como el mejoramiento de la seguridad pública y el garantizarle una auténtica paz y tranquilidad.

Han hecho caso omiso a la insistente demanda de la comunidad “gay”, de cumplir con la ley para que se legisle sobre los matrimonios entre parejas del mismo sexo.

Ese es un tema pendiente y que no ha querido abordar la actual Legislatura del Estado, pues es dirigida por diputados panistas y la mayoría de estos no simpatizan con las bodas “gay”.

Y es que no es que estén a favor o en contra de los matrimonios entre parajeas del mismo sexo, sino tienen que tratar el asunto, pues otros estados ya cumplieron con su obligación de legislar al respecto.

A ver si en sus informes legislativos le dicen al pueblo que faltan a las sesiones cuando quieren, que realizan escaso trabajo de gestoría en las comunidades que representan, que no tratan las propuestas de ley de los ciudadanos, que  las rechazan y las consideran infundadas, que cobran el sueldo que quieren.

 Que se autorizan los viáticos que más puedan y que no cumplen con proteger el dinero del pueblo, pero que además no exigen la aplicación de la justicia para los verdaderos ladrones de los recursos económicos y materiales que son propiedad de los ciudadanos..

 En concreto, los diputados locales, se encuentran acartonados, estáticos, sin producir, desganados y sin ningún deseo de que Tamaulipas se desarrolle, se pacifique y se creen las condiciones para que los tamaulipecos vivan mejor.  

El dato: Muy pronto se podrían generar gran cantidad de protestas por el despido de trabajadores de los Ayuntamientos y por el incumplimiento de pagarles lo que les corresponde de acuerdo a la ley por los servicios prestados. Se incrementarán y mucho las demandas ante las autoridades laborales, pero además aumentará el porcentaje de desempleo.

Correo: jrdelasota@hotmail.com