ISMAEL Y MARÍA ELENA, LOS PRÓXIMO SENADORES POR TAMAULIPAS

Columnistas / Carlos Gerardo Cortés García. / Junio 25, 2018

Arranca el tramo final de las campañas electorales en México, y por supuesto en Tamaulipas. El próximo miércoles, a las 23:59 horas, iniciará el silencio sepulcral y nadie, ni políticos ni medios, podrán hacer referencia alguna a las elecciones de cara al proceso electoral del próximo domingo primero de julio. Y entonces si, los ciudadanos tendremos jueves, viernes y sábado para decidir o confirmar el sentido u orientación de nuestro voto.

Serán tres días de reflexión para los ciudadanos y tres días para que los órganos electorales y los partidos políticos terminen con los detalles para la elección del próximo domingo. Por lo pronto, el Instituto Nacional Electoral ha informado que para este proceso electoral ya fueron capacitados dos millones 760 mil 698 ciudadanos, y de entre ellos se designará a aproximadamente un millón 400 mil para ser funcionarios que operarán las 157 mil casillas que habrán de instalarse en las elecciones del domingo primero de julio.

El consejero presidente, Lorenzo Córdova Vianello, ha afirmado que con base en el esfuerzo de capacitación realizado se puede considerar que esta ha sido una de las etapas de capacitación más exitosas en la historia de México. Aunque también le faltó decir que ha sido el proceso electoral más violento de la historia. Hasta el 9 de junio se contaban 112 políticos asesinados en todo el territorio nacional. Un dato nada para presumir, por supuesto.

En el caso de Tamaulipas, lo que dicen las encuestas que han sido levantadas para los candidatos al Senado de la República, es que quienes ganaran en el proceso electoral del próximo domingo, serán los candidatos que componen la fórmula del PAN y de la Coalición Al Frente por México, Ismael García Cabeza de Vaca y María Elena Figueroa Smith, quienes llevan ventaja y mucha de sus competidores. Y en la primera minoría, se puede preveer que el ganador será el abanderado del Movimiento de Regeneración Nacional, MORENA, Américo Villarreal Anaya.

Por su parte, Ismael García Cabeza de Vaca y María Elena Figueroa Smith, incansablemente caminaron hasta en cuatro ocasiones o más, cada uno de los 43 municipios de Tamaulipas, estrecharon manos, saludaron personas, escucharon problemas y propuestas y sellaron compromisos con los tamaulipecos de los cuatro puntos cardinales. Coincidí con ellos en varios municipios, con Ismael y con María Elena, en no pocas ocasiones y religiosamente recibí información de cada punto que tocaron durante sus recorridos por el estado; tuve la oportunidad de entrevistarlos en lo profesional y de charlar con ellos en lo informal. Por ello, coincido plenamente con las encuestas que los dan como ganadores. Y un viraje en las encuestas a estas alturas del proceso electoral, se ve prácticamente imposible.

Además, y como parte del escenario que se habrá de vivir en Tamaulipas, durante el proceso electoral, el gobernador Francisco García Cabeza de Vaca se reunió en Palacio de Gobierno con el titular de la Comisión Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia y con el subsecretario de Gobernación, Manuel Cadena Morales. Y, ahí acordaron, fortalecer los mecanismos de coordinación entre los 3 órdenes de gobierno, el Instituto Nacional Electoral y el Instituto Electoral de Tamaulipas a fin de garantizar comicios sin contratiempos y en paz. El trabajo está hecho y ahora sólo nos corresponde a los ciudadanos salir a votar.

Derivado de las mismas encuestas, se asegura que los candidatos del PRI a senadores de la República, Yahleel Abdala Carmona y Alejandro Guevara Cobos, en la elección del próximo domingo, serán escandalosamente derrotados. Y esos resultados, me parece, serán originados por dos razones fundamentales: primero, ambos personajes, Yahleel y Alejandro cargan a sus espaldas una marca política muy desgastada después de los malos gobiernos que hemos vivido en los últimos años en Tamaulipas y en un escenario nacional adverso a los ciudadanos.

El PRI no ha dado razones suficientes ni a los ciudadanos, ni a sus militantes ni a sus candidatos para presumir resultados, dados los magros saldos que el país ha alcanzado. Adicional, en esta derrota, también impactará el trabajo de esta campaña, donde si medimos los avances entre los equipos, el PRI se queda en el fondo del campaña. A Yahleel y a Alejandro, les faltó trabajo y mucho en el territorio de Tamaulipas. Y le pongo datos duros para que entienda lo que debe pasar por la cabeza de los ciudadanos a quienes una mala administración nos ha afectado:

Al inicio de la administración de Enrique Peña Nieto en el 2012, el litro de la gasolina magna costaba $9.82, hoy cuesta arriba de $18.34, mientras que la gasolina Premium costaba en 2012 $10.36 el litro, y hoy está en los $19.67. Y el diésel estaba en $11.17, en 2017 y hoy cuesta $19.22. En 2012 el kilowatt hora de luz estaba en $0.65, y ahora está en $0.793. Y el dólar costaba en 2012 alrededor de los $13 pesos, y actualmente está tocándole la puerta a los $20 pesos. Y el precio de un cilindro de gas LP de 30 kilos en 2012 era de $366, y actualmente es de $590.

Asimismo, Enrique Peña Nieto recibió el país en 2012 con una deuda de $4.0 billones de pesos y al día de hoy la deuda es superior a los $9.6 billones de pesos.

En lo referente a la creación de empleos, la administración peñista asegura que en este sexenio se han generado más trabajos que en cualquiera otra administración.Y sí, si se han creado empleos, pero no son de buena calidad. Así lo asegura la misma Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, la OCDE, que ha señalado que los salarios de estos “nuevos puestos de trabajos no reactivarían el mercado interno de México”.

El precio del huevo en 2012 estaba alrededor de 12 pesos. Y actualmente en algunos estados puede llegar hasta los 60 pesos. Y en cuatro años, el gobierno peñista ha gastado más de 36 mil millones en publicidad oficial, es decir que por día se gasta 24.8 millones, o sea poco más de 1 millón por hora, rebasando así en 71% lo que el Congreso le autorizó para ello, pagando esas cantidades sólo a los grandes medios nacionales. Insisto, el PRI en esta elección no ha tenido nada que presumir en campaña y esos resultados darán la puntilla a los abanderados tricolores al Senado, Yahleel Abdala Carmona y Alejandro Guevara Cobos, y a algunos otros candidatos a las diputaciones federales, quienes el domingo próximo estarán enfrentando su derrota. Tiempo al tiempo.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX