MAGDA PERAZA YA NO VE LO DURO, SINO SOLO LO TUPIDO… Y A LAS JOVENCITAS

Columnistas / Carlos Gerardo Cortés García. / Junio 20, 2018

En un video que circula por las redes sociales, y que ya se volvió viral, queda de manifiesto la actitud derrotista de la alcaldesa de Tampico con licencia, Magdalena Peraza Guerra: los tampiqueños ya no le reciben sus playeras y artículos de propaganda, a muchos vecinos la “maestra” ni los voltea a ver, los desprecia y los ignora, y sólo le brillan los ojos, cuando jovencitas de pocos años se le acercan. Y ella muy contenta, se alborota y se olvida que el mundo existe.

Doña Magda, la vetusta candidata a la reelección de Tampico, a sus 73 años ya está haciendo el ridículo. Y sabe, porque así lo aseguran las encuestas, que Chucho Nader le dará duro y tupido en la elección del próximo primero de julio. Los números no mienten y Chucho la avasalla por más 25 puntos de ventaja, en promedio, lo que ya no deja lugar a dudas desde ahora: Magda ya puede darse por derrotada. Y parafraseando a Jaime Rodríguez Calderón, Magda debería renunciar a la candidatura y ofrecer disculpas. La zapatería desde ahora se puede adelantar, acabarán con los sueños de Magda y de fea manera.

¿Se merece Magdalena Peraza Guerra esta sonora y escandalosa derrota? La respuesta es claramente sí. Y ya lo hemos descrito ampliamente en este espacio periodístico: Magda ha sido soberbia, grosera, traicionera y desleal, desde su primer arribo a la presidencia municipal del puerto allá por 2010 y antes.

  1. Magdalena Peraza Guerra, al no haber sido beneficiaria de la candidatura priísta durante la dirigencia de Ricardo Gamundi Rosas al frente del tricolor de Tamaulipas, se fue y buscó cobijo bajo las siglas del PAN.

 

  1. Al llegar a la alcaldía de Tampico se olvidó de quienes le ayudaron a llegar y les dio una patada por salva sea la parte.

 

  1. Hizo lo que pudo, en una especie de cofradía perversa junto con Egidio Torre Cantú, para llevar a prisión al ex alcalde priista Oscar Pérez Inguanzo, quien al final del proceso judicial fue absuelto por el juez primero penal, Sergio Arturo Arjona Moreno, el 21 de junio de 2014. Pero de que la lucha le hizo para que Pérez Inguanzo no saliera de prisión, la perversa maestra la lucha le hizo.

 

  1. Cuando Magdalena Peraza Guerra volvió a ser candidata a la alcaldía de Tampico y ganó, allá por 2016, Magdalena Peraza, en un acto de baja caterva política intentó atentar contra el ya ex alcalde, Gustavo Torres Salinas, aún y cuando el tampiqueño hizo todo por allanarle el camino a la alcaldía a la mentora.

 

Y como el que traiciona una vez traiciona siempre, intento desde el argumento de los mercados municipales, acusar a Torres Salinas de todos los delitos que su retorcida mente pudo lucubrar.

Sólo déjeme decirle que los mercados municipales de Tampico eran una obra más que impensable para que un alcalde en sus cinco sentidos le apostara a ella, por su baja rentabilidad política. Nadie, en los últimos 25 años, a pesar de saber que la remodelación de los mercados municipales eran obras necesarias, indispensables y urgentes, hizo nada al respecto y sólo buscaban obras y proyectos de relumbrón importándo poco que fueran de poca utilidad social.

Pues a pesar de todo ello, Torres Salinas jugo su capital político pensando en Tampico y le entró al proyecto de los mercados con todos los pasivos políticos que ello representaron para él. Eso habla del compromiso de Gustavo con la ciudad y con su gente. En una obra tan compleja, se entiende que los tres años de gobierno municipal no hallan alcanzado para concluir tan importante proyecto.

Y en lugar de darle Magda seguimiento a la construcción de los Mercados Municipales, se fue por la fácil: descalificar a su antecesor y buscar que corriera la misma suerte de Pérez Inguanzo, lo que finalmente no ocurrió. Pero lo que quedó demostrado fue la falta de valores de Magdalena, su falta de civilidad política y su exceso de soberbia. Y como el que traiciona una vez traiciona siempre, quedó demostrado que la Peraza traicionó una vez y lo volció a hacer, y de necesitarlo otra vez volvería a traicionar.

Para Magdalena Peraza la traición es su moneda de curso legal. Así lo ha demostrado a lo largo de su vida, pero en sus últimos años, para Magda, se ha vuelto más necesario traicionar y así dejar su huella por donde pasa. Así pasó con Oscar Pérez, así lo hizo con Gustavo Torres, así lo hizo con el Capitán Jaime García, ex delegado de Tránsito. Y si se le permite, estará señalando con dedo de fuego a quien sea necesario para salirse con la suya.

Y aunque ella sabe que va a morder el polvo frente a Chucho Nader el próximo primero de julio, no ceja en el empeño de lograr, a como de lugar, mal gobernar Tampico por tercera vez, aunque sabe Magda, bien que sabe, que ese es sólo un sueño guajiro. Y no deja de caminar por el municipio, aunque está consciente de que sólo encuentra desprecios, enojos…. Y algunas jovencitas a quienes no necesita decirles nada.

Gracias por recibirnos. Sus comentarios son bien recibidos en nuestro correo electrónico hipodromo.politico@gmail.com. Y también estamos en twitter @CarlosCortesMX