Reelección: rechazo o aprobación

Columnistas / Oscar Contreras Nava / Marzo 13, 2018

Faltan casi dos meses para que las campañas políticas inicien y los presidentes municipales de las principales ciudades del estado, han decidido reelegirse con lo cual se someterán al examen de la aprobación o el rechazo de la sociedad.

Este fue uno de los argumentos más válidos que los legisladores federales expusieron, cuando aprobaron la reelección y aseguraban que tanto los gobernantes como los gobernados, tenían el derecho a ser reelectos y los ciudadanos a reelegirlos o simplemente a rechazarlos por incapaces.

Claro que esto tiene mucho que ver con los resultados, la relación con la sociedad, los avances que se tuvieron en cada uno de los municipios y lo más importante, es sí la gente percibió que hicieron bien su trabajo de manera eficiente, honesta y transparente. ¿Será?

Porque si hay sospechas o cuestionamientos, el más pequeño síntoma de corrupción o desvío de recursos públicos, es posible que esta prueba no la pasen y así, habrán perdido la oportunidad para que la sociedad les refrende su confianza, lo cual no es nada fácil de ganar.

El caso es que los presidentes municipales que han tenido la valentía de someterse a este examen del voto popular, saben que se exponen a la derrota,  porque sabemos que no han tenido recursos para hacer obras, ni llevar a cabo acciones o programas que ayuden a los ciudadanos y en especial a los más vulnerables y eso pudiera afectar la votación a la hora en que la ciudadanía les  refrende su apoyo.

Sin embargo, en Tamaulipas Reynosa es el único municipio que se ha visto y se seguirá viendo beneficiado, gracias al gobernador Francisco García Cabeza de Vaca, quien ha arrancó nuevos programas, acciones y en especial obras de infraestructura vial y urbana y pudiéramos casi asegurarlo, que lo hizo para rescatar su ciudad, de las manos de la ambición, la perversidad y el descarado abuso que Maki y su pandilla ha cometido con las arcas municipales.

Por ello, resulta inexplicable que el PAN de Kiko Elizondo le haya refrendado a Maki su apoyo para reelegirse, si los cuestionamientos y las protestas de la sociedad por la falta de eficiencia en la recolección de basura, la distribución del agua potable, el manejo del drenaje, la falta de seguridad pública y su permanente conflicto con el cabildo han demostrado que no es capaz de gobernar una ciudad como lo es Reynosa.

Y si le agregamos que está enferma de Ictus y sufre de una constante depresión y que su enfermedad es progresiva, pues con mucha más razón, nadie sabe porque la volvieron a reelegir.

Pero bueno, allá ellos y su conciencia, el caso es que el gobernador tuvo que rescatar Reynosa de las manos del olvido y quien se lleva el premio por lo que realizó GobTam es ella.

De tal manera que ahora nos gustaría mucho saber qué es lo que dice, cuando García Cabeza de Vaca la vuelve a rescatar y será reelecta gracias a él. Y es que luego pasado el tiempo, como es muy malagradecida, se olvida de quién la ha hecho ganar las elecciones donde ha participado.

Su principal adversario será el priista Serapio Cantú Barragán, quien ha confesado ante los medios de comunicación que entró a esta elección a ganar aunque la raza reportera con cierta suspicacia comenta, que entró a ganar perdiendo o ganar ganando.

El asunto es que Serapio Cantú es de los pocos priistas de Reynosa con la cara, las manos y el curriculum limpio, así que no hay cuestionamientos que hacerle, además de ser un aguerrido político que no se detendrá para señalarle a Maki lo que no ha hecho por falta de voluntad.

Por ello, Cantú Barragán tiene todo para ganar, ya que Maki le ha dejado sembrado el camino rumbo al triunfo electoral y solo es necesario que llegue el momento de la votación para que los reynosense lo hagan evidente.

En fin, existen en Reynosa otros candidatos a la presidencia municipal pero como ellos y sus partidos no pintan en las preferencias electorales, pues ni cómo hacerle para mencionarlos porque nadie entendería de lo que estamos hablando. ¿Cómo la ven?

Apunte final. Ricardo “El Cebollas” Mora Alvarado vuelve al gobierno municipal de Tampico, después de que el corrupto, ex alcalde Gustavo Torres Salinas, lo corrió por no prestarse al manejo chueco de los recursos federales.

Esto le garantiza a la maestra Magdalena Peraza Guerra contar entre sus filas con un colaborador honesto y responsable, que ha sido tentado por la  corrupción y nunca se dejó atrapar por el llamado fácil de cómo ganar dinero robando al erario público.

Su inclusión en el equipo de la maestra Peraza Guerra viene a reforzar el trabajo que ella realiza por toda la ciudad y es seguro que responda a las expectativas de los ciudadanos y les respondan sus peticiones y demandas de manera inmediata y eficiente. Así de simple.

http://oscarcontrerastamaulipeco.mx/