Un alcalde traidor y odiado

Columnistas / Juan R. de la Sota / Febrero 02, 2018

Es un presiente municipal corrupto y traidor a la confianza ciudadana y el PAN debe cerrarle todas las puertas a sus aspiraciones de reelección.

Así es Andrés Zorrilla y Acción Nacional debería taparle el paso a su pretensión de seguir gobernando el Municipio de Madero, ya que la gente lo odia y repudia por nefasto, irresponsable, prepotente, abusivo, ilegal y desleal.

No debe jugar con él en esta elección, porque sólo le garantiza una contundente e inobjetable derrota en las urnas.

Es el enemigo de Madero, pues en lugar de gobernar a favor de su pueblo, lo hace  en beneficio personal, familia y de sus amigos.

Tiene convertida a la ciudad petrolera en un desastre, asco y en campo  fácil para el delito.

Ha propiciando gran inseguridad pública, aumento de los delitos, deterioro de vialidades, corrupción en oficinas municipales, nula obra pública y combate a la pobreza, desempleo, alza de impuestos y manejo irresponsable del presupuesto.

 Este edil panista que en su mente mantiene el objetivo de seguir enriqueciéndose con el dinero del pueblo, no debe conceder espacio para abrir brecha y lograr la reelección, porque los gritos y sombrerazos, sólo lo llevarán a una de dos cosas: A la muerte política o la fresca cárcel.

Lo que debe hacer, es ponerse a trabajar para que cumpla sus compromisos con la ciudadanía y resolver el  desorden financiero, laboral, de deudas, de falta de servicios y de inseguridad que por su incapacidad, prepotencia y abuso de poder trae en su Municipio.

Si está muy confiado, se le puede aparecer el abogado del diablo y quién dice que no le podrían auditar el dinero que recibió de la Federación, para comprobar si lo gastó correctamente.

 Con la fama que tiene de transa, seguramente no podrá demostrar que hizo buen destino de esos recursos económicos y no debería confiarse, porque si le encuentran males le fincarán responsabilidades.

 

  A Zorrilla, lo acusa de corrupto y revanchista, el candidato de MORENA, Adrián  Oseguera.

Evidenció la incompetencia del mandatario municipal, al asegurar que no ha resuelto los problemas de inundación, de incurrir en corrupción en la compra de camiones de basura y en abuso, luego que sin consultar a la ciudadanía cambió de nombre  a la histórica plaza Isauro Alfaro por Madero, alegando se sincroniza la historia del municipio.

Generó gran malestar entre la ciudadanía, pues automáticamente desapareció esa plaza, bajo el argumento de mejorarla y modernizarla, lo cual a la fecha no ha cumplido. Con estas acciones el alcalde no ha logrado más que aumentar la molestia y el descontento de los maderenses.

Acción Nacional, tendrá que postular a otro político como su candidato a la Alcaldía de Madero, porque si aprueba la reelección de Andrés Zorilla, obtendrá una aplastante derrota electoral.

Cambiando de tema,  Arturo Soto Alemán, Subsecretario de Ingresos del  Estado, definió que sí será candidato, pero, no en este proceso electoral.

Argumentó que en 2013 y 2016 hizo todo lo necesario por ser el candidato  del PAN,  para contender y así llevar muy en alto las banderas de este partido, pero, al ser cuestionado sobre si buscaría nuevamente la candidatura, expresó que  es de la idea de no verse en la boleta de la elección del 2018, pues hay que dejar descansar a  la ciudadanía.

Además, argumentó: “Tengo una terea específica dentro de la Subsecretaría de Ingresos, tengo muchos temas pendientes que ayudan a generar nuevos y mayores ingresos para los tamaulipecos, pero también temas que contribuyen para generar seguridad pública para los tamaulipecos y bienestar social.

Hoy en un acto de responsabilidad, la terea que tengo me exige estar en la Subsecretaría de Ingresos y no creo que sea el momento de ser yo el candidato”, reiteró el funcionario.

Arturo Soto, fue en pasados procesos electorales candidato del PAN a la Presidencia Municipal de Victoria.

En este proceso electoral decidió no participar y continuar al frente de su responsabilidad en la mencionada dependencia estatal, permitiendo el paso a nuevos aspirantes a la candidatura, como es el caso de Xicoténcatl González Uresti, ex director del Hospital General de Ciudad Victoria, quien busca la candidatura panista a la alcaldía victorense.

 El doctor Xico, tendrá que trabajar bastante para ganar votos, pues enfrente tiene una fuerte competencia política.

En otro asunto, finalmente se hizo justicia al priísmo tamaulipeco, al no ser designada Aida Zulema Flores Peña, como candidata a diputa federal. Se quedó mirando como el chinito. Ahora falta que la destituyan del partido, pues nada más estorba y se chupa el presupuesto de las prerrogativas y su salida la deberían exigir los candidatos a legisladores federales y a senadores, ya que si no lo hacen, les causará mucho perjuicio.

Lamentablemente se llevó entre las patas, a Humberto Valdez Richaud, “El Caliche”, a quien también le tumbaron la candidatura, pues este político sí merecía participar en esta jornada electoral, al demostrar lealtad al PRI e invertir, incluso de sus propios recursos para las actividades partidistas.

Es más, los candidatos a diputados por Reynosa, deberían sacudirse la presencia de Aida Zulema y su secretaria particular, dado que huelen a derrota, a corrupción y a traición y sus negros antecedentes, sólo les restarán votos.

El dato: Hay mucho que hacer  y que estudiar aquí en el interior del Congreso y me sentaré a platicar con todos para mejorar las cosas. Haré los ajustes que deben  hacerse y trataré de mejorar las cosas, dijo el diputado Presidente de la Junta de Coordinación Política del Congreso Local, Glafiro Salinas Mendiola. ¿Entonces que hizo el que se fue?.

Correo:jrdelasota@hotmail.com