La feliz Navidad de los diputados

Columnistas / Juan R. de la Sota / Diciembre 06, 2017

La población padecerá en este 2017 una amarga Navidad, mientras que sus diputados federales,  senadores y los legisladores del Congreso de Tamaulipas, se desenvolverán en un marco de alegría y comodidad, al recibir elevados sueldos, aguinaldos, bonos y otros beneficios económicos.

A ellos los invade la felicidad, comerán carnita asada en o de los mejores restaurantes y otros alimentos de calidad, beberán los mejores vinos y cerveza, portarán una buena vestimenta, pasearán en carros lujosos, viajarán y comprarán regalos muy caros, porque tienen suficiente dinero proveniente del presupuesto público.

Con eso se burlan de un pueblo que enfrenta miseria y por consecuencia hambre, fríos, enfermedades y desempleo.

 Es humillante, un insulto, es injusto y hasta descarado el salario que perciben los representantes populares por ir a dormitar y con gran esfuerzo y sacrificio a levantar la mano para aprobar las leyes que ni tan siquiera, en ocasiones, conocen, porque ellos no las elaboran, sólo las mal leen.

Las familias del obrero, del trabajador burócrata, del campesino y los que viven en las colonias, recibieron el mes de diciembre con tristeza y amargura, pues el salario que les pagan, cada día que transcurre no les alcanza ni para los sagrados alimentos.

No se invaden de espíritu Navideño, ni lo motivan las posadas y otras fiestas tradicionales, porque el poco dinero que obtendrán por salarios y aguinaldo, se pulverizará en el pago de los diversos servicios públicos municipales, estatales y federales.

Podrán hacer un regalo a sus hijos con un costo no superior a los cien pesos, pero como la bolsa económica lo vaciará el cobro de contribuciones por parte gobierno, no tendrán para comprarles bicicletas y de esos juguetes que constantemente anuncian en la televisión.

Es estratosférico, abusivo y humillante el salario que se pagan los legisladores federales y locales, evidenciando que sólo velan por el interés económico personal, cuando una de sus obligaciones es generar mejores condiciones de vida de la población, cosa que no es prioridad en su agenda de actividades.

Los representantes populares del Congreso de la Unión y de la Cámara de Diputados de Tamaulipas, además de funcionarios federales, estatales y municipales, no enfrentarán problemas económicos en estas fiestas de fin de año, ya que tienen asegurada su situación financiera y la mantendrán, si la sociedad sigue siendo tolerante y se mantenga callada.

Cada senador por Tamaulipas, se pagará más de 551 mil pesos, mientras que los diputados federales casi 388 mil pesos.

Al ex candidato a la gubernatura de Tamaulipas, Baltazar Hinojosa Ochoa y al diputado federal Edgar MelhemSalinas, les depositarán en su cuenta  un millón de pesos adicionales por ser presidente de la Comisión y Coordinador de Diputados.

 Le daré a conocer los nombres de quienes recibirán esos altísimos sueldos, por ir a sentarse y levantar la mano al Congreso de la Unión, porque seguramente no los conoce y son los siguientes: Los senadores Andrea García García, (PAN); Sandra Luz García Guajardo, (PAN) y Manuel Cavazos Lerma (PRI).

Los diputados federales Yahleel Abdala Carmona, María Esther Félix Camargo, Edgar Melhem Salinas, Pedro Luis Coronado, Miguel González Salum, Alejandro Guevara Cobos, Edras Romero Vega, Mercedes del Carmen Guillén Vicente, Monserrat Arcos Velázquez, Baltazar Hinojosa Ochoa, todos estos del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

También deberán depositarles el mismo pago a los diputados federales del PAN César Rendón y a Elva Valles, así como a Gustavo Cárdenas Gutiérrez, del Partido Movimiento Ciudadano, Abdies Pineda Morín (PES) y Rafael Méndez Salas (PANAL).

 Por todos ellos los ciudadanos votaron y les paga ese salario con los impuestos que le cubre al gobierno. La sociedad les da un salario que jamás han desquitado, porque nunca han regresado a visitar a su pueblo, para saber de sus necesidades y atenderlas.

Ellos podrán decir, alegar e informar que gestionaron más recursos para Tamaulipas, eso no es cierto, esto fue una determinación del Presidente de la República, de favorecer a los tamaulipecos con más recursos en algunos rubros, porque en otros renglones el presupuesto es el mismo, incluso hasta menor.

Esos son los representantes de los tamaulipecos en las Cámaras de Diputados y Senadores, por si no los conocía. A ellos los volverá a ver, toda vez que pretenderán participar en otro juego electoral y quienes poseen credencial de elector tienen el derecho de decidir si les dan o no otra vez el voto.

Por su parte, en esta Navidad,  el Congreso de Tamaulipas, desembolsará de su presupuesto más de 7 millones de pesos para pagar 204 mil pesos a cada uno de los 36 diputados del Congreso de Tamaulipas, salario que no merecen, porque no lo desquitan, y una prueba de ello es que algunos de estos legisladores no saben ni leer y no conocen todos los artículos de la Constitución Política Local y Federal.

Si no conocen las leyes que nos rigen, mucho menos van a tener conocimientos para elaborar una iniciativa de ley, ya que para legislar se debe saber del marco jurídico.

Las propuestas de ley se las elabora el departamento de servicios parlamentarios y tienen que explicarles con manzanitas, porque su bajo nivel académico y cultural, ocasiona no le entiendan al contenido de la mismas, por eso ese insultante salario no lo merecen.

Y no los desquitan, porque ni tan siquiera realizan labor de gestoría para dar solución a las demandas ciudadanas y no lo hacen,  porque las mismas comodidades y el poder económico les ha provocado flojera y pérdida de memoria, al no reconocer a la gente que los llevó a ocupar el puesto que ostentan.

Al tener legisladores que se olvidaron de su pueblo y sólo van a cobrar elevados sueldos, la sociedad tamaulipeca debería analizar muy bien quienes serán los  próximas candidatos a los puestos de elección popular, para que ya no elija a personas flojas, que protegen los intereses personales y del gobierno y que ni un vaso de agua le gestionan al pueblo que representan.

El Dato: En próximos días se registrarán algunos permisos y hasta renuncias en puestos del Gobierno Estatal y en espacios del Congreso del Estado, debido a que algunos secretarios y diputados, tienen en mente participar en las próximas elecciones constitucionales.

Deberán analizarlo muy bien y primero ver que han hecho por su pueblo, porque, si la gente no los conoce, solo irán a jugar para perder, sino lo creen  lo constatará al día siguiente de la jornada electoral.

Correo:jrdelasota@hotmail.com