Zika amenaza a Tamaulipas

Columnistas / José Luis Castillo / Agosto 07, 2017

Los casos de zika siguen en aumento en varias de las ciudades del Estado, el mosquito transmisor de esta enfermedad, simplemente sigue haciendo de las suyas e incrementando el número de enfermos; hay quien señala que este problema de salud pública, ésta fuera de control, aunque las autoridades, sólo contabilizan 92 casos, lo peor de todo, 87 en mujeres embarazadas.

El mosco transmisor de este virus, es el Aedes, y aun cuando, la enfermedad provocada insecto, no pone el riesgo la vida, si causa severos daños a la salud, provocando fiebre en los pacientes, cefaleas, sarpullido, ojos rojos y sus molestias duran entre 2 y 7 días.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud, ha declarado que el virus del zika, constituye una emergencia de salud pública y establece como única medida de prevención, protegerse de las picaduras de los mosquitos, en la entidad hay cero fumigaciones o programas de prevención.

También la OMS, establece un consenso científico, sobre la relación casual del virus del zika, la microcefalia y el síndrome de Guillan Barré, también se están investigando las relaciones de este virus con otras  complicaciones neurológicas.

Pero mientras los casos de zica y dengue siguen en aumento, tomando en cuenta únicamente los comentarios de amigos, familiares o conocidos, además de las voces que se escuchan por parte de los líderes de colonias o representantes populares, como los regidores de la comisión de salud en los ayuntamientos, hay quienes se niegan a aceptar la realidad que se vive en varias de las zonas del estado.

Victoria, es la ciudad que, más casos registra y de acuerdo al reporte de la autoridad de salud, de los 87 casos que se registra en mujeres embarazadas, el 84 por ciento de ellas, son de esta capital, pero lo más grave es que aquí, si existe el riesgo por la probabilidad de que los bebes nazcan con un problema de microcefalia.

Hay que aceptar la realidad, admitir que estamos en un problema serio de salud pública con miles de casos, que la participación comunitaria es necesaria, que las campañas de difusión en información sobre este tipo de enfermedad deben arreciar para lograr entre todos, la eliminación del mosco transmisor.

La práctica de programas como patio limpio o eliminación de criaderos, es necesaria la implementación de brigadas sanitarias en los sectores más afectados, es indispensable la fumigación y abatización para lograr controlar esta enfermedad que seguramente en algunos meses revelará sus verdaderas consecuencias. 

De varios casos que su servidor ha conocido, créamelo son por lo menos 10 casos documentados, es fecha que en ninguno de ellos, se aplicó el famoso cerco sanitario, ni entomólogos, ni fumigadores, menos personal de alguna dependencia ha acudido al domicilio a recabar datos como antes se hacía, no sé, si por desconocimiento o desinterés, pero nadie está actuando en consecuencia.

Los municipios de Altamira, Matamoros, Tampico, Madero, Reynosa y Ciudad Victoria, son los que más casos de esta enfermedad registran, destaca por el mayor número de casos de pacientes infectados, la capital del Estado; Varias autoridades solo refieren que existen muchos casos más que los señalados líneas arriba, solo que se mantienen en el “status de sospechoso”, para no alarmar a la población.

Insisto, es tiempo de asumir cada quien la responsabilidad que le corresponde y antes de ocultar cifras y hacer como que nada pasa, implementar una verdadera campaña de concientización y de suma de esfuerzos, para evitar que el zika siga causando problemas de salud a la población Tamaulipeca y lo peor, que el día de mañana inocentes niños paguen con un problema de microcefalia, la consecuencia de la modorra e incapacidad de las autoridades.

Hay que actuar, abatizar, fumigar, prevenir y concientizar señores…

Mi correo joseluis_castilogtz@hotmail.com