“Daño Colateral”, ya no!!

Editorial / René Martínez Bravo / Mayo 19, 2017

El día de ayer, como muy cotidianamente sucede, fue muy trágico para una familia, dos de sus miembros fueron salvajemente agredidos por gente armada que entraron al domicilio al presuntamente venir huyendo de otros agresores.

Al invadir el hogar de la familia en mención, estos delincuentes dispararon sin ton ni son con graves consecuencias, el resultado fue que personas inocentes, (daño colateral, como dijera Felipe Calderón), se encuentran internados en un hospital y con pronósticos de salud no muy satisfactorios.

La impotencia, mezclada con un alto grado de vulnerabilidad es presa de los Tamaulipecos, en nuestro caso, el  Reynosense, ha sido de los más golpeados por la crisis que se vive de manera imparable, como si se tratara de una penitencia que por mandato debemos padecer.

Ya basta de repartir culpas a quienes ya no están en la responsabilidad de gobernar, no se gana nada volteando hacia atrás, los resultados actuales y futuros son los que importan, el hartazgo del ciudadano no conoce parangón, como también la violencia, la resistencia se doblega ante el dolor que significa perder a un padre, hermano, o un hijo.

Jamás imaginamos padecer una situación similar, quienes hemos vivido un antes y un después de este desorden social, identificamos claramente los motivos.

Hace 17 años, México conoció de la alternancia política con un Fox "echado pa delante", y cansados de muchos y atroces abusos, vieron en él, la esperanza a todas las necesidades del País, el resultado es conocido, un fiasco resultó, nada diferente a los que se habían ido, abuso indiscriminado en el uso de los recursos públicos.

Y dejando condiciones propicias para que grupos delictivos se sirvieran a sus anchas, los dejó sueltos, se empoderaron  y vino el caos.

Felipe Calderón, ya sabemos, ordenó una lucha sin cuartel, sin diseño, sin estrategia definida, sin la seguridad de ganarla, y además, su frase más conocida, "el daño colateral", un daño en el que la población indefensa tiene la mayor parte, y seguimos así.

Por la inexperiencia y mano suave de Vicente Fox y su inútil equipo, todos se despacharon a sus anchas, y me refiero a los del poder político y delincuencial, los gobernadores dieron rienda suelta a sus apetitos, como los señores feudales lo hacían, la corrupción e impunidad, al igual que sus lazos criminales no tuvo comparación alguna. La sociedad criminal les garantizaba imponer su ley a base del terror, y de todo sucedió.

Enrique Peña Nieto, al lograr que su Partido retomará el poder, siguió por el mismo camino, faltando igual a las promesas que lo hicieron llegar, el votante desilusionado del famoso cambio regresó al anterior régimen, del mismo que había huido. Los resultados ahora se conocen.

Por culpa de todo lo mencionado, ahora los ciudadanos estamos como estamos, y no es justo.

La ciudadanía reclama, exige ya, que esto termine, que la sangre deje de correr por nuestras calles y retorne la tranquilidad a nuestras comunidades. Y no es cosa de Partidos ni colores, se trata de la tranquilidad y prosperidad de una región que antes no vivíamos así, con este temor y miedo en nuestro Ser.

Ninguna autoridad podrá decirse engañada, todos los ahora gobernantes conocían la situación a qué se enfrentaban, de hecho, fue tema principal de sus campañas para pedir el voto y la confianza del electorado, porque prometían poder resolver los problemas, de acuerdo, el voto y la confianza les fue conferido. Ya no hay tiempo para voltear hacia atrás. Queremos resultados.

El gobierno de Garcia Cabeza de Vaca, recién comienza, ocho meses apenas, pero ante los embates sufridos, es bueno que se apresure el paso, ya no discursos ni disculpas, solo acciones!!! Gracias por su atención.