Los precandidatos panistas

Columnistas / Juan R. de la Sota / Mayo 18, 2017

El Partido Acción Nacional dispone  o posee de suficiente popular cantera política para pintar de azul varios municipios del sur de Tamaulipas, donde el dirigente estatal de este instituto político ex diputado local Francisco Elizondo Salazar, realiza diversas acciones partidistas para lograr este objetivo en las próximas elecciones Constitucionales.

En estos municipios, como en otros del norte y centro del Estado, el Partido Revolucionario Institucional y sus aliados PVEM y PANAL, así como otras fuerzas políticas, sus posibilidades de fracaso en la contienda electoral son mayores, por la división de sus militantes, el escaso trabajo partidista, la falta de acuerdo, consenso, su lejanía con la gente y por la fuerte competencia por la disputa de las candidaturas.

Los aspirantes panistas han comenzado a moverse para ganar la simpatía y apoyo de la militancia del PAN que los convierta en los próximos candidatos de te partido y la mayor participación política se registra en los municipios de Tampico, Madero y Altamira.

En la zona conurbada, el PAN cuenta con militantes con gran trabajo político, con capacidad  para representar a su pueblo en los puestos de elección popular  y que son conocidos por los distintos sectores de la población.

Los ciudadanos ven a Germán Pacheco Díaz, como uno de los panistas  con mayor fuerza política y popular para abanderar al PAN, como candidato a la Presidencia Municipal de Tampico,  quien ya fue contendiente por este instituto político al mismo puesto de elección popular.

El aspirante Pacheco Díaz, aunque cuenta con un buen porcentaje de clientela electoral y tienen muchas posibilidades de obtener el triunfo electoral, tendrá que hacer un gran trabajo, para derrotar a la actual alcaldesa de ese municipio porteño Magdalena Peraza Guerra, quien seguramente buscará reelegirse, pero antes deberá solicitar licencia y tiene hasta el 2 de marzo del 2018 para hacerlo.

Pues la Ley Electoral  Local, establece que todos aquellos alcaldes que busquen la reelección  para un segundo periodo consecutivo deberán solicitar licencia al Cabildo para ausentarse de su cargo 120 días antes del día de la jornada electoral. En caso de que el partido político por el cual llegaron a la alcaldía no los postule, podrían buscar la candidatura por la vía independiente.

En el municipio de Madero, también han comenzado a moverse los grupos de panistas para llevarle simpatías y clientela electoral al director general del Colegio de Educación Profesional Técnica del Estado de Tamaulipas, (CONALEP), Agustín de la Huerta Mejía.

Todo indica que de la Huerta Mejía desplazará de la candidatura del PAN a Andrés Zorrilla, actual alcalde, quien no buscará reelegirse.

Agustín de la Huerta, no la tiene fácil, pues se anda moviendo muy fuerte  Adrián Oseguera, candidato de Morena, quien cuenta con cierta aceptación de algunos sectores sociales y le puede complicar la elección al PAN.

Ambos políticos pertenecen al sector empresarial. Sin embargo, Agustín de la Huerta, le lleva una gran ventaja, pues este político en su tiempo libre trabaja para fortalecer su proyecto político y lograr los apoyos que requiere para convertirse en el próximo candidato del PAN y alcalde de ese municipio.

Por su parte, la alcaldesa de Altamira, Alma Laura Amparán Cruz, no se reelegirá y no lo hará porque no tienen el respaldo político ni el trabajo suficiente que le favorezca para garantizar por segunda ocasión el triunfo electoral al Partido Acción Nacional.

Amparán, es esposa de Juvenal Hernández Llano, ex alcalde por el PRI y es el que actualmente por debajo la mesa está gobernando el municipio, es decir, es que el ordena, aprueba y desaprueba todo  lo relacionado a la función de la Presidencia Municipal.

Juvenal Hernández, fue invitado por Morena, para que sea su candidato a la alcaldía, por lo que se vaticina que Amparán habrá de “chapulinear”, si su esposo se va al partido de Andrés Manuel López Obrador.

 Amparán y Juvenal, son priistas disfrazados de panistas, chapulines de la política que sólo han utilizado al PRI y el PAN para satisfacer proyectos personales y no para practicar el arte de servir a la gente, sino de servirse de los puestos de elección popular.

Eso ha orillado a los panistas y a tomar la determinación para no apoyar la reelección de la actual presidenta municipal Amparán, quien como mandataria municipal hará su debut y despedida. Los panistas hacen una minuciosa selección para lanzar como candidato al panista que les garantice la victoria electoral.

En Altamira, los panistas están apoyando  a  Zeferino “Tino” Lee, considerado un político serio y con la suficiente capacidad para conducir un gobierno municipal, así como un conocedor de los problemas que enfrenta la sociedad y el cual cuenta con la capacidad para resolverlos.

Otro aspirante es el actual diputado Ciro Hernández Arteaga, pero con mínimas posibilidades de que obtenga el voto para abanderar al PAN en la próxima elección.

El dirigente estatal del PAN, Francisco Elizondo Salazar, inició su trabajo con la renovación de los comités municipales de este instituto político en el Estado y con el reforzamiento de otras actividades, con el objeto de llegar unidos y fuertes a la próxima elección, en donde jugaran con los mejores candidatos, pues es su interés es ganar la mayoría de las Presidencias Municipales.

El PAN, como siempre, en trabajo partidista le lleva ventaja a los  partidos que participarán en el próximo juego electoral.

Correo:jrdelasota@hotmail.com