La mayoría de los alcaldes se ocultan de su pueblo

Columnistas / Juan R. de la Sota / Marzo 17, 2017

Ya transcurrieron varios meses de su legítimo mandato y aún es fecha que algunos alcaldes de Tamaulipas, no han dado los resultados que prometieron a la ciudadanía.

 Llegó la hora de que cambien y mejoren su política para cumplirle a la gente, porque a las familias, a los empresarios, a los productores, a las amas de casa, a los estudiantes, a los profesionistas y a la población en general, no le agrada la forma en que están gobernando, al no atender los compromisos y necesidades de su pueblo.

Deben recordar los ediles que cuando anduvieron en campaña electoral prometieron mucho, ante su interés de ganar el voto de los electores; hicieron ofrecimientos de llevar programas alimenticios a la gente pobre, educación de calidad, mejor seguridad pública, apoyos para la producción agropecuaria, entre otros y ser incansables gestores para resolver las demandas ciudadanas, sin embargo, han pasado varios meses desde que asumieron el poder y nada han cumplido.

De sus gobernantes, solo escuchan el quejido de aquellos que, por suerte logran ver en la oficina de las alcaldías y  el ocultamiento de otros que se niegan a apoyar la solución de las peticiones ciudadanas, mientras que unos más de plano les aseguran que no tienen presupuesto para resolver las necesidades de la población.

La justificación de los mandatarios municipales es que les dejaron los ayuntamientos sin dinero y con gran cantidad de deudas; quizás tengan razón, pero ellos adquirieron un compromiso y responsabilidad y que es impulsar, promover y hacer realidad el desarrollo y bienestar del municipio y de la gente, lo cual se logra con planificación y trabajo de gestoría de los integrantes del cabildo en turno.

Aseguran que los municipios están muy pobres económicamente o quebrados y que sólo les alcanza para pagar la nómina y deudas que dejaron los anteriores alcaldes, con lo cual demuestran su carencia de capacidad para cumplir la obligación y compromiso contraído con la ciudadanía.

En municipios como Río Bravo, Valle Hermoso, Camargo, Díaz Ordaz, Reynosa, Soto la Marina, Tampico, Abasólo, Jiménez, Tula, Jaumave, Bustamante, Palmillas, Miquihuana, San Carlos, San Nicolás, Altamira, Madero, Villa de Casas, Hidalgo, Mainero, Villagrán, González, entre otros, existe el desempleo, inseguridad, calles destrozadas, falta de educación y programas sociales y carencia de apoyos para las actividades productivas.

Los alcaldes y el resto de los integrantes del Cabildo de esos municipios demuestran pereza, ignorancia y sí mucha ambición por cobrar su elevado salario,

Si el presupuesto está destinado para pagar deudas y sueldos, pues los alcaldes no deben quedarse apretándose las manos, sino salir a gestionar apoyos ante la Federación y el Gobierno del Estado, pues si solo, están a la esperanza del presupuesto, no tendrán dinero para cumplir ni tan siquiera con las promesas que hicieron en campaña.

Tienen que salir que conseguir apoyos con dependencias estatales y federales, con empresarios, con organizaciones altruistas, con autoridades de otros países y si es necesario hasta éntrele a las rifas y sorteos, porque si continúan con su actitud torpe, irresponsable y desobligada ganarán la furia y el rencor de su pueblo, por falsos y flojos.

Los mandatarios de esos municipios no deben atreverse en pensar en la reelección, porque tienen asegurada la derrota, pues deben tener muy presente que los ciudadanos no olvidan los agravios y que se cobran la factura con el desprecio y su voto n la urna electoral.

Algo debería aprenderle a otros Presidentes Municipales y un ejemplo de responsabilidad y cumplimiento de su obligación son los Alcaldes de Victoria y Nuevo Laredo, Oscar Almaraz Smer y Enrique Rivas Cuellar, quienes están atendiendo las demandas ciudadanas, construyen obra pública como agua potable, drenaje, mejoramiento de espacios públicos de recreación, llevan programas de beneficio social, bacheo de calles, generación de empleo, mayor y mejor seguridad pública, entre otras acciones y con las cuales se han ganado el aplauso de la población.

En otro asunto, el Gobernador Francisco Javier García Cabeza de Vaca, continúa con su intenso trabajo para atender las necesidades de los tamaulipecos y que les generen mejores condiciones de vida.

El mandatario estatal reforzó acciones en beneficio de la gente, esto al realizar un intenso y permanente trabajo para ofrecer una educación de calidad a todos, seguridad pública eficiente y que garantice la protección de las familias y la población en general, está gestionando venga inversión a Tamaulipas y la llegada de más fuentes de trabajo.

En Tamaulipas, desde el Gobierno Estatal y de manera coordinada con los ayuntamientos, el servicio público se está haciendo bien, por lo que existe la confianza de la población en que muy pronto habrá orden y paz en la entidad.

Por cierto, el Sistema DIF Tamaulipas, llevó a cabo la novena Brigada de Servicios Asistenciales en la que se han otorgado casi 120 mil  servicios gratuitamente en diferentes municipios de la entidad beneficiando a miles de jóvenes, adultos mayores, niños y mujeres con programas de salud, educación,  bienestar social principalmente.

Cambiando de tema, el Alcalde de Victoria, Oscar Almaraz Smer, tiene prisa y su determinación es no hacer espacio de descanso, para resolver las necesidades que enfrenta la capital tamaulipeca.

Oscar Almaraz, continúa trabajando en sus programas permanentes de bacheo, de mejoramiento de caminos rurales, rescate y rehabilitación de espacios públicos, arreglo y cambio tubería obsoleta de la COMAPA, pavimentación de calles, mejoramiento de áreas deportivas, entre otras acciones que motivan una transformación y una nueva imagen de la ciudad, generando las condiciones para un mejor desenvolvimiento de la sociedad.

Correo:jrdelasota@hotmail.com