Ecos en torno del IV Informe: Por Tamaulipas Todo

Recuento del escenario

Artículo / Lidia Bonilla / Diciembre 08, 2014

Antes de que se me olvide, en la pasarela política en que año con año se convierte el último domingo de noviembre, para que el Tlatoani en turno de cuentas a la ciudadanía de sus acciones. En esta ocasión, el teatro político fue montado en el colorido Parque de Arte y Cultura de la fronteriza ciudad de Reynosa, dejando por cierto, una gran derrama económica con la afluencia de la grey política y empleados estatales y municipales.

Quienes reporteábamos llegados desde diferentes municipios, vimos pasar distante a las figuras públicas, los que   se encargaron de la logística enrejaron todos los caminos y accesos al recinto que albergo los poderes estatales por un rato, para evitarles molestias a los empleados del pueblo, y que éstos con todo el boato y lujo disfrutaran de los privilegios del poder, sin la molesta presencia de la prensa en cualquiera de sus modalidades; salvo por supuesto, las plumas amigas y directivos de los grandes medios se vieron privilegiados como siempre, no solo del estatus confortable para hacer sus apuntes.

En la entrada, a donde “nos permitieron” llegar para ver el desfile de las luminarias políticas, cual si fuera alfombra roja, salvo que fue de cemento y si el personaje se dignaba acercarse a responder las cuestiones planteadas.   Una política o esposa de, llego con su prole y hasta la nana cargando a una bebita.

Mientras tanto, pocos fueron las personas que laboran en los diferentes órdenes de gobierno que accedieron a acercarse al enrejado blanco tras la que nos encontrábamos; una de ellas, gentil y atenta como siempre, fue la Subsecretaria Federal de Población, Migración y Asuntos Religiosos, Mercedes del Carmen Guillen Vicente, otras posaron desde lejitos para evitar las preguntas.

Antes, el alcalde del lugar, Pepe Elías Leal, quien llegó acompañado de su esposa y atendió aunque no de muy buena manera el llamado de una reportera de la fuente municipal.     Vimos pasar al Dr Egidio López, abanicando su mano a manera de saludo, mientras otros ni siquiera voltearon, también al párroco de Altamira, Ángel Vargas; al delegado federal de Sedesol Edgardo Melhem Salinas,

El mandamás de la Primera Zona Naval, opto por dar la espalda, mientras algunos le hablaban; el delegado de economía, Javier Villarreal, ignoro olímpicamente el llamado de reporteros; Eugenio Hernández, llegó con su séquito de siempre, de repente, entre ellos iba su hija y aunque de pronto no atendió al clamor de periodistas para cuestionarlo, lo pensó dos veces y regreso a los reflectores para saludar sonriente y carismático, y aunque nada dijo, compenso a algunas con un beso. El líder de la UGRT, Homero García de la Llata, fue entrevistado; otro que también se acerco a los micrófonos fue el alcalde tampiqueño Gustavo Torres.

La Familia Real, hizo su arribo minutos antes de las once de la mañana dignándose posar para la prensa. Egidio Torre Cantú, sonriente, acompañado de su esposa, María del Pilar y sus hijos. Luego el mandatario fue a comparecer ante el pleno de la LXII   Legislatura, presidida en esta ocasión por el diputado Ernesto Gabriel Robinson Terán, en el Salón de Convenciones donde ya esperaban los invitados especiales, entre ellos el Magistrado Armando Villanueva Mendoza, presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del Consejo de la Judicatura; así como dos ex gobernadores.

Afuera aun seguían llegando los invitados, de lejecitos doña Beatriz Anaya, Mónica Villarreal sonriendo se detienen para la foto, al igual que Felipe Pearl Zorrilla ; Luis Aperti, connotado empresario; Sergio Mayer saluda a la raza y hasta permite tomarse una selfie con una reportera que entrevista al Senador Francisco Javier García, quien al igual que Gustavo Cárdenas González, Coordinador del MC que se explayaron hablando, cada uno en diferente tono, pero ambos sobre inseguridad. De los pocos gobernadores que llegaron por la puerta grande y de enfrente fue Miguel Ángel Mancera Espinoza, quien hablo de las marchas en la capital del país, entre otras cosas.

Cansada de la penitencia que me impuse de estar a la vera del camino esperando ver quienes llegaban, y lograr una que otra entrevista, retorne a la sala de prensa que lucía abarrotada, por turnos los fotógrafos y camarógrafos eran guiados al auditorio donde un mil 200 personas presenciaban el la nueva modalidad adoptada por el mandatario para dar a conocer los datos y cifras, otras, 300, hacían lo mismo desde confortables salas alternas.

Mientras esperaba mi turno, vimos pasar muy de prisa al líder de los petroleros y Senador Carlos Romero Deschamps flanqueado por Ricardo Ortiz Aldana y el alcalde maderense Esdras Romero y tres personas más; alguien me comento más tarde, para atender a los invitados superextraespeciales como los gobernadores y senadores, se había requerido de una docena de camionetas blindadas,

El Ejecutivo Estatal inicia con graficas y números, que parecía escuchaban atentos en el auditorio, pero que surge la duda, ya que al presentar el cuerpo de seguridad, pidió que los aplausos sean al último, cosa que ignoran y mientras va citando nombres, cargos y responsabilidades aplauden todos y a todos, lo que me hace recordar los cometarios de una lideresa de Altamira, quien compara a las personas aplaudiendo con focas de circo…

Bien, antes Egidio Torre Cantú, hizo su rosario de agradecimientos a los invitados presentes, incluso a los que tuvieron que ausentarse con premura, como el gobernador de Aguascalientes.

A los que vimos por las pantallas instaladas en la Sala de Prensa, Pedro Joaquín Colwell, Secretario de Energía, representando al presidente Enrique Peña, a los gobernadores de Puebla, Durango, Hidalgo, Colima, Tlaxcala, Campeche…también al Jefe de Gobierno del DF, los Senadores de la Republica ; entre el público también estaba el mantense, Alejandro Guevara Cobos, quien por su cercanía con EPN, fue muy asediado a la salida; ahí todos aglomerados, mientras el hambre avisaba que ya era hora, pero, los bocadillos volaron, por fortuna, Socorro, colega y amiga me guardo uno.

Por cierto, ya no pase con mi camarita de celular a tomar fotos del recinto, y me puse a teclear, la nota ya publicada “Camino al IV Informe…”, terminado el discurso, las cuentas, inicio la desbandada pese que aun faltaba el representante presidencial de emitir su mensaje, la prisa era, según me contaron que iban de salida a la capital del estado, porque había preparada una comida con Egidio . en ese inter, nos topamos con el director general del API- Altamira, José Carlos Montemayor, quien no se prestó ni para el saludo, menos para una entrevista, saliendo apresuradamente; también al que saludamos fue a Don Enrique de Hita, mas tarde lo veríamos con su hijos Enrique y su flamante esposa Griselda Carrillo, esperando en la fila de lo que todos conocemos como el besamanos.

El Gobernador, aún en el auditorio, acompañado de su esposa María del Pilar, era felicitado, Monserrat Arcos, afuera, esperaban otros en incipiente fila también para hacerse presentes, saludarlo, felicitarlo, tomarse la foto... Por cierto, tras la desbandada inicial, aprovechamos la coyuntura y entrando al recinto, donde observe lo anterior y sin más preámbulo también me acerque a tomarme la foto; luego, yendo con la corriente de la gente, entre los que estaba Pepe Elías, Ramiro Peña, Aida Zulema Flores, Felipe Solís Acero, entorno al gobernador llegamos a una salita donde esperaban estratégicamente ubicados una serie de delicados y deliciosos refrigerios unos de jamón serrano, pastelillos, chocolates, mmm, refrescos.

A estas altura, como a las tres de la tarde, salimos del recinto, con el dolor de pies que ni les cuento, se me ocurrió calzar zapatillas y la falta de costumbre hacían que mis pies ardieran, apunto estuve, les juro, de quitármelas, pero me aguanta como solamente las mujeres podemos hacerlo, caminamos casi medio kilometro que nos separa el estacionamiento de la carretera y encaminamos nuestros pasos a la UTT, para regresarnos por donde nos venimos. Pero igual, también la desbandada llego ahí.